Congreso e iglesia, disputa por matrimonio igualitario

Sigue siendo un tema pendiente y probablemente la LX Legislatura lo dejará fuera, para que la próxima, lo armonice y adecúe leyes, de acuerdo a lo aprobado por la Suprema Corte de Justicia de la ...
Se cree existe mayor apertura y tolerancia por la comunidad homosexual.
Se cree existe mayor apertura y tolerancia por la comunidad homosexual. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Diversos sectores han manifestado su rechazo a los matrimonios entre personas del mismo sexo en San Luis Potosí, pero integrantes de la comunidad LGBT (Lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero) refieren que solo están reclamando sus derechos como ciudadanos y pidiendo un cese a la discriminación que siguen padeciendo.

En el Congreso del Estado el tema sigue pendiente y muy probablemente la LX Legislatura dejará a la próxima la responsabilidad de armonizar y adecuar las leyes de acuerdo a lo aprobado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que declaró como constitucionales estas uniones.

LA HOMOSEXUALIDAD NO ES UNA ENFERMEDAD

La asociación civil "Red Diversificadores Sociales" presidida por Jesús Paul Ibarra Collazo ha reiterado su indignación por las declaraciones públicas que han dado recientemente representantes de la iglesia católica en la capital del estado, y hace unos días la organización envió una carta a la Arquidiócesis Potosina en la que piden dejen de fomentar el odio hacia la comunidad homosexual.

"Les recordamos que los psicólogos, psiquiatras y otros profesionales de la salud mental concuerdan en que la homosexualidad no es una enfermedad, un trastorno mental ni un problema emocional. Más de 35 años de investigación científica objetiva y bien diseñada han demostrado que la homosexualidad, en sí misma, no se asocia con trastornos mentales ni problemas emocionales o sociales", refirió.

Mencionó que en un futuro cercano, la iglesia católica tendrá que reconocer la homosexualidad como una condición tan humana como cualquier otro aspecto de la naturaleza de las personas.

"Exhortamos a que terminen con esta campaña de odio, que lo único que consigue es polarizar a la sociedad, dividirla y destruir su diversidad. Existen muchos mitos que ustedes como asociación religiosa han perpetuado hacia nosotros y creemos que es momento de eliminarlos.

Uno de los principales es la creencia equivocada de que hay una mayor tendencia entre los hombres gay, que entre los hombres heterosexuales, a abusar sexualmente de los niños, pero no hay pruebas para sugerir que los homosexuales abusen de los niños y ustedes mejor que nadie saben esto.

Como asociación religiosa tienen toda la libertad de decidir si sacramentar o no a los matrimonios homosexuales, pero esa libertad no les da el derecho a meterse en asuntos seglares, les recordamos que vivimos en un estado laico, y ninguna religión por muy poderosa que sea, está por encima de las disposiciones de la Constitución que nos rige como país".

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en su tesis jurisprudencial 46/2015 señala que las relaciones que entablan las parejas del mismo sexo pueden adecuarse perfectamente a los fundamentos actuales de la institución matrimonial y más ampliamente a los de la familia.

Para todos los efectos relevantes, las parejas homosexuales se encuentran en una situación equivalente a las parejas heterosexuales, de tal manera que es totalmente injustificada su exclusión del matrimonio.

La razón por la cual las parejas del mismo sexo no han gozado de la misma protección que las parejas heterosexuales, no es por descuido del órgano legislativo, sino por el legado de severos prejuicios que han existido tradicionalmente en su contra y por la discriminación histórica.

Respecto a ese tema de la adopción, la organización asegura que la Asociación Americana de Psiquiatría ha realizado investigaciones objetivas y no tendenciosas, que han arrojado como resultado que entre los niños criados por padres homosexuales o heterosexuales no hay diferencias en el desarrollo en cuatro áreas críticas: su inteligencia, su adaptación psicológica, adaptación social y popularidad con sus amigos.

"La orientación sexual de un padre no indica la de sus hijos, por lo tanto las parejas homosexuales al igual que las heterosexuales somos capaces de educar y facilitar herramientas para la vida a niños y niñas", recalcó.

El pasado 5 de agosto, la organización presentó una denuncia ante la subdirección de asuntos religiosos de la Dirección General de Gobernación en el Estado contra la Arquidiócesis potosina por esta "campaña de odio" contra matrimonios homosexuales, y pide se le investigue la posible comisión de infracciones a los artículos 29 fracción V y X, y 31 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, por ejercer presión moral, para lograr que no se dictamine la iniciativa de reforma al código familiar que permitiría la unión legal entre parejas del mismo sexo y por la posible alteración de la tranquilidad social y el orden público que suscite el hecho de que una institución con tal poder pueda provocar en la sociedad al invitar a la población a estar en contra del matrimonio homosexual.