Desprecian parejas gay contratos de libre convivencia

A casi cinco meses de haber entrado en vigor la ley, no se ha concretado un solo trámite.
Los activistas señalaron que hay ocho parejas promoviendo amparos en Jalisco para poder casarse legalmente.
Los activistas señalaron que hay ocho parejas promoviendo amparos en Jalisco para poder casarse legalmente. (Nacho Reyes)

Guadalajara

A casi cinco meses de haber entrado en vigor la Ley de Libre Convivencia en Jalisco, el pasado 1 de enero- ni una sola pareja gay ha concretado los trámites para celebrar este contrato. De hecho, activistas confirmaron que poco les interesa.

 

Contrario a la idea que prevaleció entre grupos conservadores, respecto a que era una ley ‘a modo’ para las parejas gay, el único contrato celebrado hasta ahora ha sido entre una madre, Rosalía Flores, y su hija Paulina Guzmán, motivadas por obtener una mejor cuota de seguro al gestionar un autofinanciamiento hipotecario.

 

Alejandro Mendoza y Jorge Rincón, activistas a favor de los derechos de las personas de la diversidad sexual, señalaron que los contratos de libre convivencia no es lo que buscaba la comunidad gay, pues lo que exigen es el reconocimiento del matrimonio igualitario, es decir, con los mismos requisitos, derechos y obligaciones que tiene el matrimonio civil entre hombre y mujer.

 

De acuerdo con Rincón, este instrumento “nuevamente segrega a las personas que tienen pareja del mismo sexo”, quienes para acceder a beneficios como la adscripción de los dos miembros ante instituciones de seguridad social o el derecho a heredarse entre sí, debe recurrir a un trámite diferente al del resto de la sociedad: celebrar un contrato ante notario público –tras encontrar al notario que desee celebrarlo y conozca la nueva ley- y pagar por el mismo.

 

Por su parte, Mendoza comentó que se tiene “mayor afectación” en caso de que una pareja decidiera finiquitar este contrato.

 

Ambos activistas, hoy reunidos en el colectivo Unión Diversa Jalisco, coincidieron que es mucho mejor buscar la celebración de un matrimonio civil vía amparo, como ya lo hicieron Zaira de la O y Martha Sandoval ante un juez de Jalisco, convirtiéndose en la primera pareja gay en lograrlo. Hasta ahora la única.

 

Los activistas señalaron que hay ocho parejas promoviendo amparos en Jalisco para poder casarse legalmente. Oaxaca, Coahuila, Yucatán y Quintana Roo también han celebrado matrimonios civiles mediante amparos.

 

Otra vía para celebrar un matrimonio civil entre personas del mismo es hacerlo en el Distrito Federal o Colima, las dos de 32 entidades donde está reconocido este derecho.