El Materno Infantil, sin áreas de descanso para familiares

Desechos como botes de plástico y papeles se encuentran regados afuera del hospital.
La gente se refugia del sol y el cansancio acostándose debajo de pequeños techos donde improvisan camas con colchas que traen de sus casas.
La gente se refugia del sol y el cansancio acostándose debajo de pequeños techos donde improvisan camas con colchas que traen de sus casas. (Adín Castillo)

Guadalupe

Visitar a alguien que se encuentre internado en el hospital Materno Infantil de Alta Especialidad, localizado en Guadalupe, puede ser toda una odisea para los ciudadanos.

Combinando el calor, la poca limpieza y la falta de lugares cómodos para que los visitantes tomen asiento, este nosocomio especializado puede volverse todo un reto para quien espere noticias de su ser querido hospitalizado.

En las afueras del hospital, ubicado en la colonia San Rafael, no existen asientos donde los visitantes puedan descansar en espera del momento para ver a los pacientes.

En cambio, la gente se refugia del sol y el cansancio acostándose debajo de pequeños techos donde improvisan camas con colchas que traen de sus casas.

TE RECOMENDAMOS: Estado desecha opción más barata en seguros

Además del sol y la falta de espacios apropiados, la escasa limpieza también resulta obvia a la vista: papeles, bolsas, botellas, líquidos y basureros llenos son el panorama que se observa en el exterior.

"Eso es lo malo, no te dejan pasar, nada más un familiar puede pasar, los demás se quedan afuera. Si no tienes el permiso para quedarte en la noche, te quedas afuera para esperar informes, donde puedas o encuentres", dice Mónica Sánchez, habitante de San Nicolás, de 42 años.

Irónicamente, al ingresar al hospital se puede observar en la recepción una línea de sillas, casi en todo momento desocupadas, lo que contrasta con las personas que se acuestan en el suelo.

"Con el calor que hace, los guardias no dejan que se acerque uno adentrito de la puerta, estaba el aire bien, pero no dejan que uno se acerque. No se usan (las sillas), lo sacan para afuera a uno", comenta María de la Luz, quien desde el miércoles tiene a su hija hospitalizada.

El baño es otro de los lugares donde se puede apreciar la poca higiene, pues sin siquiera ingresar se percibe un mal olor penetrante; cada baño, algunos sin papel higiénico, se ven sucios y algunos marcados con graffiti.

En mayo, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, anunció que invertirán 60 millones de pesos para construir albergues afuera de los hospitales, donde los familiares de pacientes se puedan bañar y dormir, detallando que se destinarían alrededor de ocho millones por inmueble.