Hasta 20% de las mascotas terminarán abandonadas

El director del centro, Sergio Gónzalez, explica que es común que los dueños, al darse cuenta de las necesidades de estos animales, los “tiren” a la calle.
Algunas organizaciones mediante un contrato responsabilizan a las personas que adoptan mascotas.
Algunas organizaciones mediante un contrato responsabilizan a las personas que adoptan mascotas. (Especial)

Guadalajara

De los 1,500 perros y gatos, que se calcula son parte de una familia en Guadalajara, al menos el 20 por ciento terminará abandonado, es decir, entre 300 y 450 animales, de acuerdo a una investigación del Ayuntamiento de Guadalajara.

Sergio González, director de Control Animal de Guadalajara, centro ubicado en Jesús Acal I., en San Isidro, explica que recogen “entre diez y doce perros por día, es decir, alrededor de 60 perros a la semana”, de los cuales, solo el 10 por ciento son recuperados por su dueño, el resto (alrededor de 200 al mes) son “dormidos”.

Uno de los problemas, señala, es que muchas personas los “tiran” cuando se cansan de mantenerlos limpios, con alimentos y, al darse cuenta de que requieren tiempo, atención y gastos, prefieren deshacerse de ellos.

Sin embargo, en los últimos años ha surgido una serie de asociaciones que rescatan mascotas abandonadas, enfermas, heridas o maltratadas, y se abocan a conseguirle un hogar.

“Lo primero es tratar de salvar la vida del animalito”, comenta Claudia García, integrante de Adopciones Peludas, uno de los grupos con mayor actividad en la ciudad.

Otra de sus labores es promover la adopción, antes de la compra de mascotas. Muchas veces son “animalitos” enfermos, lastimados o maltratados, que se han quedado sin hogar.

En Adopciones Peludas, cuando una mascota es rescatada, posteriormente es trasladada a una casa puente, donde se hacen cargo de cuidarla hasta que alguien la adopta de manera permanente. “Tratamos de crear una cadena. Si encuentras al perrito, y no tienes espacio, lo publicamos para buscarle quién puede darle espacio. Unos ofrecen pagar el veterinario, otros las vacunas, otros ponen la casa o el alimento. Varios participan para el rescate, rehabilitación y adopción”. Un rescate puede costar entre 500 y 4  mil pesos en todo el proceso.

En algunas de las organizaciones de adopción hacen que el adoptante firme un contrato de responsabilidad, “no se regalan, no son objetos, se dan en adopción responsable y se evita que el animalito vuelva a ser abandonado por segunda o tercera ocasión”, aseguró Claudia García.

En 2014, de acuerdo a sus propios archivos, Adopciones Peludas logró el rescate de poco más de 400 mascotas, y diariamente reciben alrededor de 300 o 400 mensajes que contestan personalmente a los interesados,  “es gente que se anima a rescatar, adoptar o denunciar sobre animales maltratados. La adopción ha aumentado 500 por ciento en comparación a años anteriores”.

Claudia García comenzó con esta labor a partir de que encontró a un perro de raza Chihuahua en la calle, “por casualidad. Yo no era amante de los perros. No me gustaban. En la calle encontré una Chihuahua que estaba enferma, llorando y gritando. Estaba pariendo y la abandonaron a media calle con las crías que no podían nacer. La llevé al veterinario y le hicieron cesárea. Lo publiqué en Facebook para encontrarle casa y así empezó un movimiento de rescate”. 

Dice que este voluntariado requiere mucho tiempo, no hay remuneración. “Nosotros no obtenemos nada por hacer este trabajo. Los cuidas, les das afecto y te enamoras de los animalitos. Por eso les buscas un hogar en donde sí los van a cuidar”.

En el gobierno tapatío, a través del Centro de Control Animal, están promoviendo la tenencia responsable de mascotas, la búsqueda de las que se perdieron y la adopción a través de organizaciones de rescatistas. Por eso, próximamente publicarán en la web a los perros que recogen de las calles.

Sergio González cuenta que para evitar que la gente adquiera mascotas sin considerar que son una responsabilidad y las abandone cuando ya no quieren hacerse cargo, es necesario considerar si el perro que se quiere reúne las condiciones que busca la persona por su tamaño y características. Considerar si se cuenta con el espacio adecuado en casa. “En Guadalajara las casas son de pequeñas a regulares y lo más conveniente es un perro de talla mediana o pequeña”. Además, disponer de tiempo para sacarlo a pasear y, sobre todo, tener paciencia para que se adapte o entrenarlo.

Antes de hacerse de una mascota, considere los siguientes puntos:

Si el perro que quiere reúne las condiciones que busca, como su tamaño y características

Si usted cuenta con el espacio adecuado en casa

Si su situación financiera está sana, porque el animal requerirá una alimentación adecuada. Se recomiendan las croquetas para evitar proliferación de moscas y parásitos

Que deberá llevarlo al médico veterinario, para cuidado de salud y aplicación de vacunas. Los cachorros necesitarán dos vacunas y un refuerzo de adenovirus, parvovirus, moquillo y coronavirus. De 4 meses requieren la de adulto: una y otra de refuerzo para moquillo y leptospira. Después de los seis meses, la de rabia y cada año la quíntuple o múltiple

La esterilización evitará que proliferen

Hacerse de tiempo para sacarlo a pasear, pues necesitan actividad

Tenga paciencia para que la mascota se adapte al hogar

Que deberá invertir por lo menos 3 mil pesos al año en estos gastos básicos