Aprueban reforma a Ley de Participación Ciudadana... un año después

La propuesta hecha en diciembre de 2013 incluye las figuras de plebiscito, referéndum, audiencia pública, entre otras. 

Monterrey

Nuevo León podrá contar con las figuras del plebiscito, referéndum, consulta y contraloría ciudadana, audiencia pública y voz ciudadana en los Cabildos, luego de que los diputados de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales aprobaron la Ley en la materia.

Tras varios años de tener iniciativas, se aprobó por fin este martes, la reforma a la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Nuevo León por unanimidad por parte de los miembros de esta comisión encabezada por el diputado Luis David Ortiz Salinas.

Durante la reunión de la comisión, la iniciativa de Ley, propuesta el 11 de diciembre de 2013 por el propio legislador independiente, incluida en el expediente 8482, fue aprobada con figuras donde existía consenso, pero donde retiraron para su análisis la figura de la revocación del mandato, ya que se requería de una reforma constitucional.

"La figuras son el plebiscito, referéndum, consulta ciudadana, contraloría ciudadana, audiencia pública, voz ciudadana en los cabildos y presupuesto participativo en el ámbito municipal, y hay otras figuras que ya existen como la iniciativa ciudadana, que no hay necesidad de regular la ley.

"Y otras generadas por las distintas leyes que existen consejos ciudadanos u organismos de participación ciudadana que ya están existentes en el estado y los municipios", señaló el legislador.

Sólo falta que los diputados hagan lo propio ante el Pleno de los 42 integrantes del Congreso a través de su discusión, análisis y votación. Ortiz Salinas afirmó que la Ley es una base jurídica para estas figuras y amplía los espacios de participación.

"Como no hubo el consenso para las 10 figuras que se tenían por plantear que requerían, como una de ellas, que es la revocación de mandato y otras, de reformas constitucionales, y hoy hice una Ley estatal que no requiriera de reformas y que pudiera ser aprobada por la mayoría.

"Me concentré en las figuras más importantes donde había consensos y no conflicto y afortunadamente fue aprobada por unanimidad por los integrantes de la comisión", comentó.

En cuanto a otras leyes que quedaron pendientes, como la de Derecho a la Vida, señaló que ésta se difirió por el tema de concepción y fecundación, por lo que la Corte mexicana dijo que era más atinado el primer término.

"Estos temas y el hacer cambios al término de concepción y que podemos fortalecer más en la posición de motivos (de la reforma) que haría más firme un documento -si se va a la Corte para ganar, digo, para que no sea tachado de inconstitucional-, hay una gran coincidencia de que se debe aprobar.

"Pero el no hacerlo con ese cuidado y que no se dé la oportunidad histórica que tenemos, ya que este tema tiene 18 ó 20 años discutiéndose en el Estado y el que podamos concluirlo en esta legislatura, estamos muy cerca y no precipitar como se estaba pensando que se estaba dando", indicó.