Periodistas, sin usar la perspectiva de género

Marko Lara, periodista y académico, ofreció una conferencia en las instalaciones de Vicaría de Pastoral de Torreón, bajo el título "Qué tan Macho es tu Periodismo".
En Torreón, el periodista y académico Marko Lara, ofreció la conferencia "Qué tan Macho es tu Periodismo".
En Torreón, el periodista y académico Marko Lara, ofreció la conferencia "Qué tan Macho es tu Periodismo". (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

La tarde de este lunes el periodista y académico Marko Lara, quien se especializa en temas de géneros y también es activista, ofreció una conferencia, bajo el título "Qué tan Macho es tu Periodismo".

Una pequeña provocación que invita a la reflexión, la actividad se desarrolló en las instalaciones de Vicaría de Pastoral de Torreón.

"Como periodistas reproducimos el orden asimétrico entre mujeres y hombres. No es hacer una satanización o un tribunal contra el ejercicio del periodismo, sino reflexionar en como el periodismo puede reproducir y reforzar valores sexistas y machistas y cómo podemos hacer para no jugar un papel funcional en este estado de cosas".

Marko Lara destacó que no le parece que existe una diferencia entre hombres y mujeres que ejercen el periodismo, sino que es un problema severo de estructura, pues los medios no están en una esfera, y se integran en industrias.

"Si los periodistas hiciéramos alimentos enlatados de la manera en que hacemos periodismo, con los estándares, ya habríamos matado a media humanidad".

En particular en la industria cultural de la información, según plantean los teóricos de la Escuela de Frankfurt, son mecanismos para la normalización de las violencias, y una de ellas es la violencia machista o crímenes de odio machista.

No se puede particularizar, pues es un problema que abarca a hombres y mujeres y exige una reacción comunitaria, colectiva y poderosa.

Esto a fin de desarticular estos mecanismos que inciden en reforzar la exclusión de las mujeres. México al ser un país machista desde la sociedad patriarcal, plantea problemas severos.

Por mencionar alguno, el modo en que la violencia que existe en el país ha afectado a niñas y mujeres, al no considerar los informadores las perspectivas de género.

Los medios en el periodismo promedio en el país es de declaraciones. Se reprodujeron los twitter de la Procuraduría sin someterlos a los estándares.

Informes de CIMAC, las periodistas mujeres están en una situación de discriminación. El mercado mediático es un ámbito particularmente machista y sexista.

Desde condiciones discriminatorias laborales y abuso laboral, acoso e incluso abuso sexual, son problemas que no garantizan nada.

"El periodismo no va a cambiar si no hay estándares editoriales en los medios. Por más que hagamos, los medios en México tienen una deuda social grave, que es negarse históricamente a incorporar ingenierías de procesos editoriales con perspectiva de género, lo peor es que nosotros somos sus personeros", concluyó.

JFR