Se reproduce en Victoria mariposa monarca

La capital del estado así como municipios aledaños se han convertido en sitios de reproducción de esta especie, en años anteriores esto solo sucedía en Texas.
Millones de Mariposas Monarca llegan a los bosques del Estado de México y Michoacán después de viajar más de cuatro mil kilómetros desde Estados Unidos y Canadá.
(Archivo)

Ciudad Victoria

En su larga travesía al centro de México, procedente de Canadá, la mariposa monarca eligió a esta ciudad como sitio de reproducción, al depositar sus huevecillos en plantas de algodoncillo localizadas en diversos sectores del municipio.

El subsecretario de Medio Ambiente, Heberto Cavazos Lliteras, indicó que Victoria es uno de los principales municipios donde la mariposa se detiene a depositar sus huevecillos.

Indicó que las plantas de algodoncillo cumplen un papel fundamental en el ciclo de vida de la mariposa monarca, ya que de ella obtienen alimento y toxinas que las hacen venenosas, ayudándolas a no ser depredadas con facilidad.

Las plantas de algodoncillo con huevecillos de Mariposa Monarca se localizaron en dentro de la zona urbana de Victoria, en el Balneario "Los Troncones", en la "Ex Hacienda Santa Engracia" municipio de Hidalgo y en Gómez Farías dentro de la Reserva de la Biosfera El Cielo.

Además de áreas ripiaras en el municipio de Aldama, en donde se monitorearon, con la finalidad de documentar el ciclo reproductivo de la especie, ya que anteriormente sólo se sabía que se reproducía en el sur de Texas.

El funcionario estatal refirió que estas investigaciones representan el primer registro que se tiene para Tamaulipas de esta importante especie.

Manifestó que para mediados de abril, las mariposas monarca nacidas en Tamaulipas, continúan su viaje hacia Estados Unidos, otra etapa y un nuevo ciclo reproductivo, que se repetirá al menos tres veces más entre las nuevas generaciones.

Este insecto lepidóptero cubrirá una distancia de cuatro mil 500 kilómetros hasta llegar a los bosques de pino de Norteamérica.

Expresó que la última generación que nacerá en septiembre en la región, es la única que vivirá alrededor de nueve meses y tendrá la oportunidad de volver a emprender el vuelo durante tres meses, para regresar a los bosques de oyamel y pino del centro de México, donde establecerá colonias para hibernar.

"A esas mariposas monarcas les daremos nuevamente la bienvenida e iniciaremos el monitoreo de su ruta migratoria por Tamaulipas, a partir del mes de noviembre", puntualizó.