Es ocioso ir a reuniones si no hay voluntad: Margarita

La alcaldesa de Monterrey criticó que la secretaria de Educación no los deje entrar a las escuelas para arreglar baños y hacer limpieza en las instalaciones. 
La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes.
La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes. (Raúl Palacios)

Monterrey

Los alcaldes panistas no acudieron al desayuno que organizó el Gobierno para tratar asuntos del tema educativo, porque no hay voluntad del Estado para resolver los problemas, consideró la alcaldesa Margarita Arellanes.

La munícipe insistió en que esas reuniones solamente son desayunos, mientras que a los ciudadanos les interesa que a los municipios los dejen entrar a las escuelas para arreglar los baños y hacer limpieza en las instalaciones.

“Es que si existiera voluntad… la voluntad no es nada más de ir a desayunar, eso es lo de menos, a las personas, al ciudadano lo que le interesa es que en verdad nos dejen entrar a las escuelas para poder arreglar los baños que tanto nos piden, para poder hacer la limpieza por parte de Servicios Públicos, para poder mejorar la infraestructura.

“Los municipios hacemos un esfuerzo por colaborar, desde kits deportivos, y otro tipo de equipamiento que requieren las escuelas, tanto de primaria como de secundaria, entonces vemos ocioso el ir si no hay una voluntad, si únicamente es para desayunar”, expresó.

Este jueves, se desarrolló la reunión quincenal en la Secretaría General de Gobierno que encabezó el titular de esa dependencia, Álvaro Ibarra, y que en esta ocasión fue invitada la secretaria de Educación, Juana Aurora Cavazos, quien habló de la coordinación con las administraciones municipales.

En el acto se hicieron peticiones -por parte de los alcaldes que sí acudieron- como la construcción de más salones, nuevas escuelas y condiciones para que se puedan desarrollar las actividades en las escuelas de tiempo completo, fueron las peticiones que hicieron los alcaldes metropolitanos a la Secretaría de Educación.

Al respecto, la alcaldesa comentó que de qué sirven los desayunos en Palacio de Gobierno si la Secretaría de Educación no quiere que los alumnos ubicados en zonas marginadas reciban desayunos escolares por parte del municipio de Monterrey.

 “Que vuelve a ser otra vez únicamente un desayuno, una cuestión social porque no hemos visto voluntad para atender los problemas de raíz que existen, por ejemplo en las escuelas, ¿de qué sirve ese desayuno si los niños de los polígonos de pobreza no reciben o la Secretaría de Educación no quiere que los niños reciban estos desayunos?, tal vez y lo he dicho en otras ocasiones, para replicar lo que se hizo con las despensas en época de contingencia y reservarlas para un momento electoral.

“Vemos un doble discurso, vemos una simulación en todo momento y así no estaremos participando en estas simulaciones”, comentó Arellanes.