En un día nublado se asoma el arcoíris de la diversidad

Miles de personas que integran la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual (LGBTTI), marchan para exigir equidad.
Unos portando banderas multicolores, otros con atuendos especiales, participaron en el recorrido.
Unos portando banderas multicolores, otros con atuendos especiales, participaron en el recorrido. (Syndy García)

Monterrey

En un escenario nublado, la capital de Nuevo León se pintó de colores. 

Poco antes de las 18:00 de este sábado, miles de personas se congregaron en el cruce de las avenidas Alfonso Reyes y General Anaya, en Monterrey, para emprender la 14ª.marcha por la diversidad sexual.

Integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual (LGBTTI) caminaron por las principales avenidas del primer cuadro de la ciudad, en donde de manera intermitente se afectaron algunas vialidades.

En el camino por Pino Suárez sus demandas eran claras: “mismos impuestos, mismos derechos”.

Las primeras gotas de lluvia después de las 19:15 no detuvieron el contingente, las banderas significativas se mantenían arriba.

“Derechos iguales a lesbianas y homosexuales”, gritaban.

Al frente, la gran mariscal, la cantante Miriam Montemayor, dirigía más de una decena de vehículos, entre los que se encontraban los peculiares alegóricos.

Entre globos multicolor, banderas, payasos, se pedía además decir “no al ‘bullying’”.

“No que no, sí que sí, ya volvimos a salir”, manifestaban. “La gente inteligente se une al contingente”.

La caminata incluyó también un camioneta diferente al de otros años, la cual se encontraba con familias homoparentales.

“Si yo respeto a tu familia, tú respeta la mía”, se leía en una de las pancartas de manos de menores con dos padres o dos madres arriba de un remolque.

“No somos moda y aunque les incomode... nuestra familia también es familia”, se podía leer en otro cártel.

Unos en vestido, otros con tacones, unos más con disfraces, pero todos con un mismo sentir.

A la marcha asistió también el cónsul de Estados Unidos en Monterrey, Joseph Pomper, quien también se encontraba acompañado de su equipo de trabajo.

El contingente fue resguardado por elementos de Policía y Tránsito de Monterrey.