Marchan escuelas privada en silencio por Ayotzinapa

Junto con integrantes de FUUNDEC partieron de la Alameda Zargoza rumbo a la Plaza Mayor, donde formaron una cruz con veladoras.

Torreón, Coahuila

Estudiantes de universidades y escuelas particulares marcharon desde la Alameda Zaragoza hasta la Plaza Mayor, pidiendo la aparición de los normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

Desde antes de las 19:00 horas, comenzaron a llegar alumnos de escuelas como la Universidad Iberoamericana, UAL, UANE, del Consejo Interuniversitario de La Laguna e incluso de la UAdeC y del Fuundec.

Jorge Saucedo, estudiante de Derecho de la Iberoamericana, destacó que se suman y solidarizan de esta manera a los desaparecidos.

Después de formar una cruz con veladoras en la explanada de la Plaza Mayor, el grupo se retiró.

"A lo mejor nuestra caminata no va a lograr hacer algo, pero si sientes el apoyo de los jóvenes que estamos aquí presentes y sobre todo demostrar que no somos indiferentes a lo que está pasando en nuestro país", dijo el estudiante e invitó a que más jóvenes se unan.

Ante la licencia que pidió el gobernador de Guerrero, dijo que debe hacerse justicia por estos jóvenes y que no se debe quedar en eso, sino que hay que encontrar a los normalistas y que a nivel mundial también se ha pedido su regreso.

La vestimenta fue "casual", con camisetas blancas y pantalones de mezclilla, blanco por que es el color de la paz.

Fueron alrededor de 150 personas las que caminaron por la Matamoros hasta la Plaza Mayor, en silencio. Prácticamente la mitad del contingente eran personas de la Fuundec, que tienen años buscando a sus seres queridos que también están desaparecidos y que sólo en Coahuila, son más de cuatro mil.

Al llegar a la Plaza Mayor, se formó un círculo. Fuundec traía algunas pancartas donde exigían la aparición tanto de los de Ayotzinapa, como de los demás desaparecidos que no se han encontrado.

Desafortunadamente, una joven estudiante de la Ibero se acercó a las señoras y les pidió que quitaran sus pancartas, porque "la condición para invitarlos era que no trajeran pancartas ni hicieran escándalo" y pidió que las guardaran o tiraran.

El hecho es que las personas de Fuundec no estaban haciendo escándalo, se negaron a quitar las mantas y reclamaron porque consideraron que esto pudiera ser un tema de moda y que nunca se han organizado marchas por parte de ninguna institución para lograr encontrar a todos los demás desaparecidos, que también tienen familia y son esperados en sus casas.

Por poco y todo eso termina en riña. Al final les permitieron a las señoras conservar sus mantas. "¿Cómo le vamos a decir a la gente las cosas? En silencio no es posible".

Después de formar una cruz con veladoras en la explanada de la Plaza Mayor, el grupo se retiró.