SS de Coahuila pasa por alto Ley de Salud

El diputado Eliseo Mendoza Berrueto, dijo desconocer por qué la dependencia no ha acatado la instrucción de colocar expendedoras de condones en las escuelas del Estado.
Condones
Condones (Brenda Alcalá Mejía)

Saltillo, Coahuila

Luego de que las preparatorias y universidades no han cumplido con la Reforma a la Ley de Salud en Coahuila, la cual obliga a los planteles educativos a contar con máquinas expendedoras de condones, el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, Eliseo Mendoza Berrueto, dijo no entender por qué no han acatado la instrucción que desde enero entró en vigor, por lo que señaló que harán un exhorto a la Secretaria de Salud para que responda lo más pronto posible.

El diputado de Nueva Alianza, pidió se castigue a la Secretaría de Salud en Coahuila, por no obedecer estas reformas.

Señaló que dicha dependencia es la responsable de que los expendedores de condones se instalen en tiempo y forma, asegurando que los planteles educativos hicieron lo propio al consensar con los padres de familia dicha norma.

"Las escuelas requieren de un presupuesto para eso, yo creo que en este asunto debe estar a cargo la Secretaría de Salud, que en coordinación con las Universidades hagan una reunión para que se pongan de acuerdo cómo van a solventar la instalación de las máquinas, debiéramos esperar que ellos se reunieran para que pronto sacaran ese compromiso", advirtió el diputado.

Mendoza Berrueto resaltó la importancia de que las instituciones y dependencias cumplan con los acuerdos que se llevaron a tribuna, sobre todo, después de que tener meses para realizar la integración y reuniones para operar el programa.

Asimismo el diputado de Nueva Alianza, Simón Hiram Vargas, pidió se castigue a la Secretaría de Salud en Coahuila, por no obedecer estas reformas y pasarlas por alto, al asegurar que el Congreso de Coahuila queda demeritado cuando las instituciones no acatan los ordenamientos legales.

El legislador dijo que "ya basta" de tanto desorden y que no es suficiente con un exhorto que solo contempla un llamado de buenas intenciones, sino que se requiere sancionar al organismo.