“Venimos a ver mapaches y no nos dejan pasar”

A través de las redes sociales se ha divulgado la existencia de estos animales en playa Miramar.
Paseantes aún no pueden ingresar al malecón que se remodela.
Paseantes aún no pueden ingresar al malecón que se remodela. (José Luis Tapia)

Madero

El turismo que llega al malecón de playa Miramar en Ciudad Madero lo primero que busca es observar a los mapaches, ya que, dicen, se han popularizado pues han escuchado hablar de ellos hasta sus lugares de origen a través de las redes sociales.

Recién comenzó el periodo vacacional de primavera y playa Miramar comienza a tener mayor afluencia.

Una de las zonas más visitadas es el malecón, las escolleras con el fin de caminar y contemplar las grandes embarcaciones que llegan a la Terminal Marítima Madero.

Sin embargo, en este momento el acceso a las escolleras está cerrado debido a las obras del corredor Turístico “La Barra” que está en su recta final, inclusive, está en la agenda ser inaugurado el próximo miércoles por el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú.

Aún y con las limitaciones en el acceso, las familias acuden a caminar a la escollera y a pesar de que hay un límite para transitar, insisten y lo único que buscan es que los más pequeños puedan observar la fauna invasora.

Don Salomón Cervantes es una persona de la tercera edad que viene de visita a la zona sur de Tamaulipas y acudió a Miramar para ver mapaches.

Su lugar de origen es la comunidad rural “Los Pocitos” y la cabecera municipal es Matehuala, San Luis Potosí.“No nos dejan pasar. Venimos porque nos dijeron que aquí había mapaches pero no podemos pasar.

Nos dicen que van a abrir el miércoles, pero nosotros ya pronto nos vamos”, recalcó el turista potosino.

En lo particular el turismo tiene que observar a los mapaches y alimentarlos con una red de por medio, debido a que se llevan a cabo los trabajos del corredor turístico, una obra que le está cambiando el aspecto a la zona.Sobre las rocas de la escollera hay pescadores fileteando su captura y lanzando las redes al mar, que se observa picado por la entrada de vientos del norte.

En el horizonte una embarcación de gran eslora se acerca a su destino, mientras que a un costado del malecón, un par de remolcadores la esperan para llevarla a buen puerto.

Las familias aprovechan para tomarles fotografías y le dicen Adiós. Otros aplauden, gritan y persiguen la embarcación por la escollera.Por otra parte hay turismo que se pregunta cuándo tendrán acceso para recorrer el kilómetro de malecón, ya que buscan ver el atardecer.

El vigilante que les prohíbe el paso por disposición del municipio les dice: “El miércoles lo inauguran”.

Mientras tanto se dan los últimos detalles al corredor turístico “La Barra”, se trabaja a marchas forzadas porque se busca entregarlo antes de la Semana Santa, que tradicionalmente comienza el próximo jueves, y que es cuando se espera la mayor afluencia en el máximo paseo turístico de la zona sur de Tamaulipas, así como el más importante del estado.