Se manifiestan maestros del Movimiento Magisterial

Invitan a los maestros a no presentar examen de evaluación al desempeño
Los manifestantes invitan a los maestros a no presentar examen de evaluación al desempeño
Los manifestantes invitan a los maestros a no presentar examen de evaluación al desempeño (Carlos Zepeda)

Guadalajara

“Compañeros no entren, no tengan miedo, si presentan el examen renuncian a sus derechos”, argumentaba cerca de un centenar de maestros integrantes del Movimiento Magisterial Jalisciense (MMJ) a los docentes que acudían a la evaluación al desempeño. El objetivo, persuadirlos para que no aplicarán los diagnósticos.

Durante este fin de semana se llevó a cabo la evaluación al desempeño docente en 14 sedes de la Zona Metropolitana de Guadalajara, Tepatitlán y Puerto Vallarta. Esta mañana, la escuela Secundaria Técnica número 1 fue la sede para la evaluación, razón por la que, desde distintos municipios del estado acudieron maestros para tratar de frenarla. Algunos maestros si se desistieron en su decisión y optaron por desobedecer el mandato de la secretaria 

El abogado del movimiento, Francisco Manuel Arévalo, expuso que son alrededor de 900 docentes los que fueron convocados el día de hoy para ser calificados, sin embargo, Alfonso González, adscrito a la Secretaria de Educación Jalisco, quien llevaba el registro de los asistentes en una de las puertas de secundaria, manifestó que son 70 los convocados, de los cuales 62 han acudido. 

El grupo de maestros señala que están preparando una demanda en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de la cual ya se tienen las copias certificadas, y resta la emisión de las tesis jurisprudencias que estiman estarán listas en un par de meses. 

“La misma corte lo dijo: si hay afectaciones a los derechos humanos, y si hay una aplicación retroactiva que está por encima de la calidad de educación”, abundó Arévalo. 

En tanto, Silvia Arévalo Gutiérrez, maestra de secundaria declaró que ha habido un hostigamiento laboral por parte de las autoridades, que ha llevado a varios de sus compañeros a tener problemas de salud graves derivados del estrés que les provoca saberse agraviados, tales como infartos y depresión, incluso argumentó que una de sus compañeras pensó en el suicidio.

Reiteraron que su lucha continuará, en tanto no se respete su trabajo, años de antigüedad y derechos en general, y agregaron no oponerse a la evaluación educativa que promueva la calidad, pero “con esto nos afectan a todos, es un examen punitivo que nos despoja de nuestros derechos ya adquiridos, desde las condiciones en que se presenta, que son 8 horas de evaluación, es molesto y agobiador", puntualizó Arévalo Gutiérrez