CRÓNICA | POR LUCERO REYES

Es mamá y mujer albañil que desafía el qué dirán

En la escuela de sus hijos realizarán una celebración del 10 de Mayo, pero desconoce si le darán permiso de faltar.

Le gusta su trabajo además que le da sustento a su familia.
Le gusta su trabajo además que le da sustento a su familia. (Cortesía )

Tampico

En busca de mejores ingresoses que Mayra Gisela PachecoMárquez de treinta años es una de tantas madres de familia que trabaja para apoyara su esposo con los gastos de la casa, pues tuvo que recurrir a esta

opción debido a que él se quedósin empleo.

Fue hace más de medio año quedespués de dedicarse a trabajos de limpieza dentro de la obra donde seconstruye el Mall, se le dio la oportunidad de dedicarse a ayudante de albañil, pues ahí podía sacar más del doble de que ganaba.

Nos cuenta que es madre de trespequeños, Monserrat de 11 años,Joselin de 10 años y Antonio de 6 años.

Al faltar ese importante ingreso,tuvo que recurrir al trabajo de albañileria, a parte que le gusta, pues nos comenta que tambiéntrabajó en la obra de lo que ahoraes el Hospital Ángeles, aunque sabe que aquí en la zona es raro ver en este tipo de trabajos a una mujer, ya que platica que harecibido comentarios de personasque le dicen que busque un trabajo donde no requiera tanto esfuerzo y le permita pasar más tiempo con sus hijos, ya que su horario es de ochode la mañana a siete de la noche.

"Estoy en esto porque me gusta,y me dedico a pulir los muros, dar detalles, a rebabear los muros,es decir a tumbarle los extras decemento que quedan con la lija y volverlas a pastear, y hago lo que

me pongan hacer con una mezcla especial", dijo.

Con apariencia cansada, aún conla vestimenta de trabajo y botas de casquillo, Mayra nos refiere que aunque le es difícil dejar casitodo el día a sus hijos, indica que es necesario, ya que los tres estudian y quiere brindarles mejores condiciones de vida y en su momento lleguen a ser alguien en la vida.

No ha sido fácil desempeñarse debido a que se trata de un ambiente donde la mayoría son hombres, nos dijo que sus mismos compañeros son quienes la apoyan y auxilian para aprender más del oficio y por eso mismo es que en la obra son cuatro mujeres las que realizan esas actividades.

"Quiero llegar a ser ofi cial dentrodel área, pues aparte que me gusta,me permite tener mayor ingresopor semana, y sé que muchos loven raro, pero la necesidad obliga, ya que en otros trabajos ofrecen salarios muy bajos como de 700 pesos por semana y de lunes adomingo trabajando todo el día", dijo Mayra Gisela.

Ella en la obra trabaja de lunes a sábado, descansando los domingos, "yo fui quien solicitó el trabajoprimero en el área de limpieza por parte del sindicato y ahora yaes por mi cuenta", eso le permite tener mayor sueldo dijo.

Aún no sabe cómo festejará este 10 de mayo, pues no sabe si ledarán el día libre, y pese que en la escuela de sus hijos realizarán una celebración, desconoce sí le darán permiso de faltar e igual que las demás madres poder tener un obsequio por parte de sus hijos.

Hoy en día su esposo, ya cuenta con un empleo y pese a eso Mayra dice que no quiere dejar de trabajar aunque sea en otra labor, ya que considera que entre los dos pueden colaborar para los gastos de la casa y dedicarle más tiempo asus hijos.