Tiene NL su propio caso de maltrato animal

Los habitantes de la comunidad Pueblo Escobedo, en Montemorelos, descubrieron a una perrita muerta y colgada de un árbol.
Un hombre colgó a su perro de un árbol en el municipio de Montemorelos.
Un hombre colgó a su perro de un árbol en el municipio de Montemorelos. (Especial )

Montemorelos

Un caso de maltrato animal fue reportado la mañana de este miércoles en el municipio de Montemorelos, luego de que un hombre colgara a su mascota de un árbol, quitándole la vida.

Habitantes de la comunidad Pueblo Escobedo denunciaron anónimamente el caso, pues aseguran que el propietario del animal, identificado como Santos Garza Téllez, es una persona agresiva.

Los testigos aseguraron que este hombre arrastró a la perrita hasta una zona de monte alejada del resto de los domicilios, y pensaron que la abandonaría debido a que estaba en celo.

Posteriormente, cuando los vecinos se acercaron para observar lo que había sucedido, encontraron a la mascota muerta y colgada de un árbol.

Otros casos de maltrato animal se han registrado en diferentes entidades del país.

En San Luis Potosí, el pasado 10 de marzo un hombre le arrojó combustible a un perro y después le prendió fuego.

El responsable se identificó como Francisco Javier Hernández, de 59 años de edad, y fue detenido por la Dirección de Seguridad Pública.

Argumentó que se había molestado porque el animal estaba echado en su banqueta.

El 27 de mayo del presente año, en el Distrito Federal, el perro "Lucas" fue rescatado luego de que su presunto dueño lo golpeara con un bat de béisbol.

Después de tres horas de negociación con el agresor, las autoridades lograron entrar al domicilio para salvar al animal y darle atención médica inmediata.

La Brigada de Vigilancia Animal determinó que el can presentaba contusiones múltiples y manchas negras en ambos ojos, por el nivel de estrés que le causó la tortura.

El pasado 14 de junio, la Sociedad Protectora Animal Tamaulipeca (SPAT) informó sobre el caso de "El Güerro", un perro al que le tiraron aceite hirviendo provocándole quemaduras.

El can sufrió una grave quemadura en el costado derecho de su cuerpo, dejándole la piel expuesta.