Mala planeación genera muerte de la vegetación

Cuando se construyen camellones, no se destina el espacio suficiente para el desarrollo de los árboles y se plantan especies no aptas para el clima en Torreón. Medio Ambiente busca la reforestación.
La directora general de Medio Ambiente en Torreón, Susana Estens de la Garza, señaló que ya hay algunas especies en floración. (Milenio Radio)

Torreón, Coahuila

De acuerdo a la directora general de Medio Ambiente en Torreón, Susana Estens de la Garza, la muerte de la vegetación en los camellones es consecuencia de una falta de planeación, por parte de quienes los edificaron hace años, pues no fue medido el impacto de diversos factores en los árboles.

"Resulta que en ocasiones se hace la obra -los camellones- y se olvida destinar el espacio suficiente para que los árboles puedan desarrollarse. El interés que se tiene ahora es que haya una reforestación, que no se califique por la cantidad sino por lo bien que se planten", dijo.

Indicó que quizá fueron ignorados en las anteriores administraciones, los requerimientos técnicos recomendados por diversos organismos, como la Comisión Nacional de Fomento a la Vivienda (Conafovi), así como diversos estudios realizados para determinar el tipo de vegetación adecuada, para esta región desértica.

"Los troncos de algunos árboles ubicados en camellones, están negros por la contaminación que absorben de los autos".

"Nosotros debemos basarnos en estudios que se han hecho y algunas guías como la Conafovi, donde están las recomendaciones generales dependiendo del bioclima y especie", declaró.

Susana Estens resaltó que algunas de las vegetaciones que ya fueron probadas en esta ciudad y se han desarrollado adecuadamente, corresponden a los mezquites y huizaches, sin embargo, estos requieren cierto cuidado para no morir.

"Esas plantas necesitan poda de formación, eliminación de brotes y se recomienda para los tipos de banquetas tipo C o camellones A y B", detalló.

Durante la administración de José Ángel Pérez, fueron instalados esos árboles en los proyectos de remodelación de diversas vialidades, principalmente en la carretera Torreón-Matamoros.

Después, en la gestión municipal de Eduardo Olmos Castro, algunos fueron retirados porque no sobrevivieron y los reemplazaron con palmas.

En ese sentido, algunas ya están secas o fueron derribadas durante accidentes automovilísticos.

Al respecto, Estens de la Garza consideró que otro factor que pudo afectarles y ocasionó su muerte, es la contaminación emanada de los vehículos que se desplazan por esas vialidades de alta velocidad.

"Es justamente por el trabajo técnico que probablemente hizo falta, no sabemos cuál de los factores fue el responsable de que se secaran. Los troncos de algunas vegetaciones en esos camellones, están negros por la contaminación que absorben de los autos que pasan", aseveró.

"En algunos sitios no estaba considerada la instalación de pasto, se puso una malla y encima piedra".

La funcionaria refirió que otras plantas de alto tamaño que pudieran utilizarse en la ciudad, corresponden a anacahuitas, yucas y pirules. Mientras que en lo que respecta a arbustos y plantas pequeñas, están el soto, el maguey, el granado, los higueros y el pasto bermuda.

"Entre las plantas que son recomendadas para instalarse en los cinturones verdes, camellones y parques urbanos está el palo verde", dijo.

Indicó que en algunos camellones fue colocado pasto sin siquiera estar contemplado, ya que en primera instancia se optó por colocar una malla con piedras, para evitar el desarrollo de hierba, sin embargo, la falta de mantenimiento evitó que funcionara cómo se esperaba.

Carecen de mantenimiento

"Originalmente en algunos de esos sitios ni siquiera estaba considerada la instalación de pasto, se puso una malla y encima piedra, pero aún cuando coloques eso requieres mantenimiento para que no entre tierra y crezca pasto", declaró.

Ante eso, al hacer un recorrido por diversas zonas de la ciudad puede apreciarse que en vialidades como las carreteras Torreón-San Pedro, Torreón - Matamoros y los caminos que conectan al aeropuerto hay árboles, principalmente palmas que han muerto por la falta de mantenimiento y en esos sitios las estructuras suelen llenarse de hierba.