PGR acusa a maestra de mandar… 100 pastillas de medicamento libre

Magistrados no amparan y fiscalía se niega a retirar acusación contra maestra psicóloga de la UdeG.

Guadalajara

La Procuraduría General de la República señala como prueba del presunto delito de narcotráfico cometido por la maestra Laura Carranza Leal, psicóloga egresada de la UdeG - contra la que pide pena corporal de siete a 25 años de cárcel por haber enviado medicinas a su madre sin acompañarlas de receta -, que en el paquete que le detectaron rumbo a Tijuana iban un centenar de pastillas Risperdal de 1 gramo, lo que a su juicio, es una cantidad exorbitante que no se justifica, ni con las pruebas posteriores ofrecidas por la acusada.

Sin embargo, la defensa de la maestra señaló que lo que la PGR no dijo, al dar entrevista a TV Azteca ayer, es que el Ripsedal es de "venta libre", es decir, no requiere receta. Entonces, no podría ser un elemento de acusación. El segundo dato que omite la fiscalía, según la versión de los abogados defensores, es que los médicos que atienden a la madre de Laura, por esquizofrenia paranoide, le prescriben una toma de seis pastillas diarias de Ripsedal, lo que da sentido a mandar 100, pues es la dotación que consume en quince días.

En un comunicado enviado la tarde de ayer, señala puntualmente: "al darse a conocer en los medios de comunicación el caso de Laura Carranza Leal, la respuesta pública de la PGR pareciera asumir una actitud de evasión sobre el asunto. Está planteando dos hechos que desorientan y confunden a la opinión pública: uno, decir que el caso está en los tribunales, cuando jurídicamente se sabe que los jueces están supeditados a la acusación que la propia PGR ha presentado. Cabría más bien reconocer que la investigación no tuvo consistencia, pero la PGR pretende desplazar la responsabilidad a los jueces federales".

Dos, "la Procuraduría informa a la opinión pública que en el paquete iban 100 pastillas de Risperdal de 1 gramo, lo cual es verdad, pero no se trata de un medicamento controlado, pues es libre venta en las farmacias, por lo tanto, no son éstas, sino las 30 pastillas de Clonazepam, el motivo de la acusación penal que se levantó, por lo que referirlas ahora sólo propicia que crezca la injusticia en contra de Laura Carranza Leal". Añade: "¿Es necesario hacer lo anterior con el único fin de justificar un acusación desmesurada, aunque ésta eche a perder el resto de la vida de una persona?".

La señalada interpuso un recurso de inconformidad contra el juez que le dictó orden de aprehensión ante el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito. "Con pesar les comunicamos que el jueves 5 de octubre, por unanimidad, los tres magistrados asignados declararon infundado el recurso de inconformidad presentado por la defensa. Sugieren la presentación de una nueva solicitud de amparo que permita, en un segundo juicio, confirmar que la orden de aprehensión contra Laura está basada en una investigación deficiente por parte del Ministerio Público", informan en el muro de Facebook "Justicia para Laura".

Tanto la familia como el abogado "rechazamos el sentido del fallo, pues consideramos que por encima de la búsqueda de la justicia, los tres magistrados se han limitado a la aplicación mecánica y parcial de procedimientos legales, lo cual deja a Laura sin otra salida que seguir en la lucha por una resolución final favorable".

SRN