“Sé que mi hija está viva y la hallaré”

Milynali desapareció junto con sus primos y su tío cuando regresaban de Houston.
Graciela Pérez Rodríguez no pierde la esperanza de hallar a su hija.
Graciela Pérez Rodríguez no pierde la esperanza de hallar a su hija. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

La esperanza de encontrar a Milynali con vida es, precisamente lo que mantiene a Graciela respirando. Le han dicho que la vieron en Xicoténcatl y en Ciudad Mante, sabe que se los roban en una parte y se los llevan a otra; ha escuchado versiones de que jóvenes desaparecidos en una ciudad, son encontrados bien en otros estados, así que mientras no vea un cuerpo que identifique como el de su niña, no debe descansar hasta hallarla.

Unos días antes de cumplirse los dos años de su desaparición, una agente del Ministerio Público le mostró una fotografía donde en una casa abandonada encontraron el dibujo a gis de la Virgen de Guadalupe.

"Mi niña es devota de ella, le gustaba mucho dibujar y lo primero que pensé fue en ella porque tenía escrita la palabra mami".

Milynali Piña Pérez, sus primos José Arturo Domínguez Pérez de 20 años, Alexis Domínguez Pérez de 16, Aldo de Jesús Pérez Salazar de 20 y su tío Ignacio Pérez Rodríguez (candidato a la alcaldía de Tamuin en las elecciones del 1 de julio) de 53 años de edad, desaparecieron el 14 de agosto del 2012, cuando regresaban de un viaje de fi n de semana a Houston, Texas, a donde Ignacio fue a comprar algunas cosas. Minutos después de las seis de la tarde fue cuando tuvieron la última comunicación vía telefónica con ellos.

Les dijeron que estaban en Ciudad Mante en una gasolinera y que ya venían hacia Tamuin y las investigaciones de la propia familia señalan que en el trayecto hacia Ciudad Valles por la carretera federal México – Laredo los delincuentes los interceptaron y se los llevaron. Viajaban en una camioneta GMC Sierra color arena, modelo 2008 con placas de San Luis Potosí.

Graciela dice que lo que la sostiene es la esperanza de volver a verla y además de creer en Dios, debe tener confianza en las autoridades.

"Son las únicas personas que deben hacer su trabajo y buscar a nuestras familias y si no confiamos pues quien más va hacer lo que deben hacer ellos, para eso se les paga", advierte.

Desde el 2013 la Procuraduría General de la República y la Procuraduría General de Justicia del Estado ofrecen una recompensa de 2 millones de pesos para quien brinde información del paradero de los cinco, esto a través de los acuerdos PGR A320/12 y PGJE/002/2013.

De este caso tiene conocimiento la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), la Fiscalía Especial para los delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de personas (Fevimtra), Amnistía Internacional, la asociación Bordados por la Paz así como otras organizaciones activistas.