Madero sufre carencia de lugares de esparcimiento

Arnulfo Armendáriz habitante del lugar afirma que jamás se ha pensado en ese beneficio para cerca de 60 mil habitantes, pues no hay cine, teatro y mucho menos discoteca.
De esta manera los espacios recreativos en Francisco I. Madero se suscriben a dar vueltas en las plazas públicas o participar en el Reto Fitness.
De esta manera los espacios recreativos en Francisco I. Madero se suscriben a dar vueltas en las plazas públicas o participar en el Reto Fitness. (Lilia Ovalle)

Francisco I. Madero, Coahuila

“No tenemos dinero para salir de Chávez y nos vamos a tener que quedar aquí aunque no hay a donde ir, sólo los muchachos siguen yendo a los tajos con el riesgo de que se los lleve el agua y aparezcan ahogados”, dice amargamente un habitante quien reseña, para una población que se acerca a los 60 mil habitantes no hay cine, ni teatro, ni mucho menos una discoteca.

“Necesitamos algo donde los chavos se diviertan. Ojalá que el alcalde (David Flores) viera la implementación”, dice Arnulfo Armendáriz.

Arnulfo Armendáriz Flores se dedica a la venta de alimentos en las inmediaciones de la clínica del IMSS en esta ciudad. Y en el oleaje que requiere su trabajo para atender a los clientes que llegan y atender los pedidos que se acumulan, afirma que en el municipio de Francisco I. Madero jamás se ha pensado en el esparcimiento de los habitantes.

“Aquí no hay parques recreativos ni centros culturales para visitar. A la entrada está el balneario Arcoíris pero ahora está cerrado a pesar de que ya hace calor. Igual no tienen agua”, dice el hombre en tanto que una amable mujer que tortea apunta que el recreativo en mención operaba incluso con conjunto musical en vivo pero esos tiempos, si saber por qué, se terminaron.

“Aquí tenemos puros canales de riego donde se meten los chavos con riesgo que se ahoguen o los arrastre el agua, aquí no se tiene esa visión de entretenimiento o esparcimientos”, sentencia Arnulfo.

Con verdadera iniciativa, este comerciante de alimentos comentó que en la pasada administración propuso que se realizaran competencias de baile entre los estudiantes de secundaria y preparatoria. Y aunque lo canalizaron a la dirección de Cultura municipal, éstas jamás se realizaron.

“Necesitamos algo donde los chavos se diviertan. Ojalá que el alcalde (David Flores) viera la implementación”, dice Arnulfo Armendáriz.

“No hay cine, aunque hace mucha falta un cine, un salón de baile para las muchachas o una disco porque las muchachas se van a Torreón u otra parte".

Al caminar por la zona centro, a poca distancia se encuentra la señora Susana. Junto con su hija se dedica a la venta de jugos naturales. Bajo la sombra, ella considera que se requieren espacios de entretenimiento para los jóvenes y en particular para las muchachas.

“Tenemos la unidad deportiva recién remodelada. Está bien bonita y tiene muchos jueguitos. Cobran cinco pesos por entrar y pues ahí los muchachos y los niños tienen con qué entretenerse pero aquí lo que preocupa son las muchachas”.

“No hay cine, aunque hace mucha falta un cine, un salón de baile para las muchachas o una disco porque las muchachas se van a Torreón u otra parte y ya ve cuánto peligro hay ahorita porque siguen matando gente allá”, sentencia Susana.

De esta manera los espacios recreativos en Francisco I. Madero se suscriben a dar vueltas en las plazas públicas o participar en el Reto Fitness, programado dentro de las actividades del DIF municipal, donde se pretende bajar de peso a la población con problemas de obesidad