Proponen modificar Ley de Salud para intervenir en baldíos

Se pretende que los municipios puedan cambiar sus reglamentos para entrar a un lote baldío a limpiarlo, por cuestiones de salud.

Monterrey

A fin de que los municipios puedan tener lineamientos para limpiar terrenos baldíos privados, el diputado local del PRI, José Juan Guajardo Martínez, propuso modificar la Ley Estatal de Salud, para que éstos puedan emitir reglamentos y ataquen la problemática.

Pese a que ha merecido ya otras reformas, actualmente no se contempla como un tema de salud, pues la ley no incluye el término de lote baldío, por lo que la autoridad no puede intervenir para limpiarlo, y con ello, evitar la propagación de algunas enfermedades.

El legislador priista propuso una modificación a los artículos 4, 119, 6 y 97 Bis de la Ley Estatal de Salud, para que los dueños de los predios, lotes, edificios o casas abandonados se hagan responsables de sanear estos espacios y liberarlos de maleza, evitando así focos de infección, como el dengue y algunas otras plagas.

“La ley vigente señala en su artículo 4 que corresponde al Estado normar y controlar los aspectos sanitarios, sin embargo, en el cuerpo de la ley no se determina de qué manera se ejercerá dicho control, por lo que se propone determinar algunos lineamientos generales que permitan al Estado y/o municipios ejercer dicha facultad.

“Creemos que la rama de la salud puede darnos un proceso más dinámico para tratar de resolver el problema inmediato que representan estos inmuebles con características muy específicas y que en consecuencia ocasionan, entre otras cosas, daños a la salud pública", indicó el legislador en tribuna.

Guajardo Martínez explicó que incluso se debe contemplar que los ayuntamientos puedan ingresar a aquellas casas o terrenos construidos que presenten una situación de abandono, a fin de poderlos limpiar, pues pueden representar un peligro para la sociedad y los vecinos.

Esto, ya que pueden ser cuna de animales o insectos peligrosos, así como para el vandalismo y la drogadicción.

“No sólo debemos considerar la desocupación o desalojo de casas, edificios, establecimientos y en general cualquier predio como medida de seguridad sanitaria para proteger la salud de la población, sino que también debemos incorporar la facultad para internarse en las casas abandonadas que representen un riesgo inminente para la salud colectiva, es decir, deberán acreditarse ciertas características como hierba en abundancia, grafiti, fauna peligrosa, basura acumulada, riesgo de sustancias tóxicas acumuladas, entre otras, para proceder conforme marca la ley”, explicó. 

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Salud y Grupos Vulnerables para su estudio, en donde el legislador priista solicitó que fuera tratada con carácter de urgente, al igual que otras iniciativas que van en el mismo sentido y que tienen 10 meses congeladas en la comisión.