"Lo que hace falta son soluciones ya"

Vecinos de la colonia Huertas de San Mario lamentan las condiciones de infraestructura que existen en la zona, ya que son propensos a inundaciones.
La gente pide a las autoridades que arreglen el drenaje pluvial.
La gente pide a las autoridades que arreglen el drenaje pluvial. (Guadalupe Sánchez)

Salinas Victoria

Más de 20 años han pasado desde que se fundó la colonia Huertas de San Mario, en el municipio de Salinas Victoria, y desde entonces los vecinos siguen esperando la llegada del drenaje sanitario, drenaje pluvial y la pavimentación de sus calles.

Las precipitaciones de la noche del jueves dejaron desmoralizados a los habitantes de este sector, que con dificultad logran un patrimonio y lo pierden con las inundaciones por las lluvias.

Mauricio Costilla vive en la colonia afectada, a su casa no se le metió el agua, pero reclama la falta de presencia y compromiso de las autoridades.

“Entran alcaldes y salen y es lo mismo que prometen mucho y no hacen nada, el drenaje tendrá unos cinco meses que está jalando.

“Al alcalde no le hemos visto ni las narices, ¿verdad que no lo hemos visto?, él nunca se para”, dijo otra vecina. 

Toda la colonia quedó dañada, pero la zona más afectada fue la calle Huerta de los Higos, en donde vive Gloria de Jesús Arévalo.

Ella es madre soltera, con tres pequeños, la ropa, los útiles escolares y documentos importantes se perdieron con el agua de drenaje que se metió hasta la cocina y la recámara.

“Nos inundamos aquí, todos los animales los ciempiés, andaba con mis niños sacando toda el agua, aquí parecía un río dentro de mi casa, el agua estaba sucia. Sí, sucia se estaba saliendo el agua de los drenajes, aquí todo el estiércol en toda la casa, apestaba horrible”, dijo.

Otra vecina pidió que el drenaje que se está instalando no ocasione más problemas, pues hace cinco meses empezó la introducción y no ha funcionado del todo.

“Aquí el problema se debe hacer una planeación de un drenaje pluvial, por el agua que hay acumulada en las calles.

"Lo que hace falta son soluciones ya, aquí hace falta el drenaje sanitario, pero que esté al cien, porque ahorita se está tapando y está aventando todo el mugrero para arriba”, señaló Micaela Tovar.

Hasta el mediodía de este viernes los habitantes de este sector seguían esperando al alcalde, aunque dijeron que, más que despensas de su parte, lo que más desean es una vida digna, en la que sus hijos no tengan que ir a la escuela con los zapatos enlodados y la ropa mojada.