Lluvias dejan daños en zona metropolitana

Árboles de gran tamaño obstaculizaron diferentes arterias, y al mismo tiempo aparecieron más baches en la carpeta asfáltica. La falla en el servicio de luz y postes caídos son parte de los daños.

Monterrey

Tras las intensas precipitaciones y ventarrones que se presentaron en el área metropolitana durante la noche de este domingo y madrugada del lunes, árboles caídos, baches y falta de energía eléctrica destacaron en la escena matutina del regreso a clases.

En el cruce de las avenidas Antonio I. Villarreal y Ruiz Cortines, en el municipio de Monterrey, un árbol de aproximadamente 20 metros de altura fue derribado por los fuertes vientos, causando daños en la carpeta asfáltica y en la circulación vehicular.

Lo mismo sucedió en la colonia Mitras Centro, donde un árbol de más de 15 metros tapó por completo el paso en la calle Doctor Aguirre Pequeño, complicando la circulación a quienes se dirigían a la Unidad Médica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Una situación similar se registró en San Pedro Garza García, donde un árbol cayó, derribando un anuncio publicitario y bloqueando el paso vehicular en Calzada San Pedro, a la altura de Fleteros.

Debido a las caídas de árboles, el suministro de energía eléctrica se vio afectado en diferentes sectores del área metropolitana; sin embargo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reveló que sus cuadrillas trabajan para restablecer el servicio.

Asimismo, un poste con una nomenclatura fue derribado por los vientos de anoche en avenida Prolongación Lincoln y Cumbres del Sol, en el municipio de García, esto en el sentido de poniente a oriente.

Mientras tanto, debido al agua estancada y al constante paso de vehículos en un túnel de Santa Catarina, un ciudadano se vio obligado a realizar labores de agente de tránsito, debido a la ausencia de las autoridades correspondientes.

Lo anterior ocurrió en la colonia El Molino, en el cruce de Camino Antiguo a Santa Catarina y José María Morelos, donde precisamente ayer ocurrió un accidente donde una familia que viajaba en una camioneta fue arrastrada por la corriente. Finalmente, todos fueron rescatados.

Cabe destacar que a los baches que ya tapizaban el pavimento de la ciudad se añadieron muchos más después de las lluvias de este fin de semana. Los automovilistas se ven obligados a esquivar hábilmente estos pozos para que sus vehículos no sufran afectaciones.