Dejan lluvias daños y beneficios a zona rural

Aunque algunos poblados quedaron incomunicados temporalmente a raíz de las lluvias, lo positivo fue para la parte de la agricultura y ganadería.
En Linares varios ríos sobrepasaron vados dejando incomunicadas algunas rancherías.
En Linares varios ríos sobrepasaron vados dejando incomunicadas algunas rancherías. (Brígido Aguilar)

Montemorelos

Sin bien las recientes lluvias que arreciaron los últimos días en Nuevo León trajeron daños a los municipios fuera de la zona metropolitana, también hubo beneficios.

Incomunicación de poblados, evacuación de familias por parte del Ejército, deslaves, cierres de pasos viales, la apertura de una de las compuertas de la presa “La Boca”, fueron algunas de las consecuencias de las precipitaciones.

Sin embargo, el lado positivo fue los beneficios para el campo, que trajeron alegría a los agricultores y ganaderos, principalmente de Montemorelos, Linares y General Terán. 

Tras una reunión sostenida con el procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos, en materia de seguridad, los alcaldes de Santiago, Homar Almaguer Salazar; de Allende, Jaime Salazar Marroquín; de Hualahuises, Jesús Guillermo Aguilar González; de General Terán, Enrique Delgado Cantú; de Montemorelos, Gerardo Nicolás Alanís Alanís; y de Linares, José Roque González Palacios, dieron un balance.


Allende

En el caso de Allende, las lluvias alcanzaron una captación de 10 pulgadas y los ríos incrementaron su nivel de agua, sin desbordamientos y afectaciones a viviendas.

Por unas horas fueron incomunicados los poblados de Raíces, que se encuentran en las márgenes del río Ramos, pero se resolvió el problema al habilitarse un camino sobre una propiedad privada.


Santiago

En Santiago cayó una precipitación de 12 pulgadas y se registraron deslaves en la carretera Santiago Laguna de Sánchez, por lo que se cerraron las vías por el desbordamiento de la cascada de la Cola de Caballo y entró el Sistema Estatal de Caminos para despejar el área y momentáneamente quedaron aisladas las comunidades de Ciénega de González, San Juan, San Isidro y Laguna de Sánchez. Se esperaba que a más tardar este lunes esté despejado el camino.

Además, se abrió a las 20.00 de este sábado una de las compuertas de la presa Rodrigo Gómez "La Boca" por estar en su punto máximo de capacidad y así evitar problemas los próximos días.

También las Direcciones de Protección Civil estatal y municipal rescataron a unas 200 personas que quedaron aisladas en un retiro en la Sierra Madre.


Hualahuises

En el caso Hualahuises el problema principal se presentó en la colonia Protrerillos, donde siempre que caen los escurrimientos generan problemas.

Se tuvo el apoyo del Ejército, aunque no hubo necesidad de aplicar el programa DN3; 114 familias se reubicaron, de las cuales 80 fueron a la colonia Nuevo León Unido y las 24 familias restantes fueron desalojadas y trasladadas a un albergue en un centrocívico municipal, aunque regresaron ya a sus viviendas.


General Terán

En el caso de General Terán la lluvia trajo muchos beneficios, explicó el alcalde Enrique Delgado.“Estábamos mortificados porque el huracán anterior no nos había llegado. Para nosotros estas lluvias de septiembre, el año que no nos llegan, es malo para General Terán, pero las estamos recibiendo con mucho beneplácito. Tendremos un año bueno para la agricultura y ganadería.“Los agricultores están de plácemes y estamos de sonrisa de oreja a oreja, si no hubiéramos tenido estas lluvias, créanme, que sí hubiéramos tenido muchos problemas”, indicó el munícipe.


Montemorelos

El alcalde de Montemorelos, Genaro Nicolás Alanís, agradeció las lluvias registradas, y reconoció que ya estaban preocupados de que no lloviera.

Dijo que estarán alertas de las próximas precipitaciones y listos para apoyar a las familias que viven en las márgenes de los ríos.


Linares

“Linares recibió 10 pulgadas de lluvia de la buena, de la que beneficia a los mantos freáticos y el sector agropecuario, no se lamentan casos graves, hay incomunicaciones temporales, como en la comunidad de San Francisco que habilita el puente de Cajapinta con Fresno; y la comunidad de Zapata, con 300 familias, pero al bajar el nivel de los ríos (el problema terminará)”, expresó el alcalde José Roque González.