Presas al 60% de su capacidad

Está garantizado el abasto de agua para uso humano en los diferentes municipios de Tamaulipas, aseguró Raúl Quiroga Álvarez de la Comisión de Aguas.
Archivo Milenio
Sigue la captación de agua. (Milenio)

Ciudad Victoria

Aunque la avenida de agua generada por las lluvias ha sido y será intensa, aun no existe riegso de inundación, aseguró Raúl Quiroga Álvarez, director de Distritos y Unidades de Riego de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas.

Dijo que no existen riesgos, dado que la presa ramiro caballero esta en un 65 por ciento, iniciando la temporada de lluvias y que se están aprovechando esos escurrimientos, y en la presa Emilio Portes Gil Anda en el orden del 60 por ciento de almacenamiento, por lo cual ahorita existe capacidad para meterles agua.

Explicó que estamos en uno de los meses aportadores del año, de los mejores meses que se tienen después de septiembre, y estas lluvias son normales en esta época del año, sin embargo no existe ningún riesgo respecto al volumen de las presas.

El director detalla que se ha crecido un poco el rio Guayalejo lo que permite meterle agua a las presas Emilio Portes Gil y Ramiro Caballero y mantener alto también el nivel del sistema lagunario, es decir son extraordinarias, son buenas, aún cuando no existía crisis, pero se han mejorado los almacenamientos en la zona sur.

En cuanto a las presas internacionales la Amistad y Falcón, mencionó que estuvieron entrando hasta 70 millones de metros cúbicos al día, y que aunque allá si existe un problema serio de disponibilidad, pues se cuenta con sólo 715 millones de agua mexicana, con estos escurrimientos que se presentaron en la cuenca del río bravo se va a mejorar sustancialmente el almacenamiento de ambas, pero sobre todo en la falcón.

Quiroga álvarez sostuvo que se espera que se recuperen las presas internacionales durante esta temporada de lluvias, pues para el año normal se necesitan 1500 millones de metros cúbicos.

Sin embargo destacó que el agua para consumo humano nunca ha estado en riesgo, pues en la zona norte hay una demanda anual de 300 millones de metros cúbicos y se tienen 715 millones, es decir no hay ningún problema para consumo humano.