Facultad de Ciencias de la Comunicación descarta daños mayores por lluvias

Las clases se reanudarán este lunes, luego de que Protección Civil de la UANL determinara que las instalaciones son seguras para alumnos y personal administrativo.
Los salones se encuentran habilitados.
Los salones se encuentran habilitados. (Cortesía Facultad de Ciencias de la Comunicación)

Monterrey

Al registrarse sólo daños menores, la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Nuevo León descartó que las instalaciones tuvieran que inhabilitarse por las afectaciones que dejaron las lluvias del pasado viernes. 

En un recuento de daños, el director Mario Rojo informó que los daños provocaron escurrimientos, cuarteaduras e inundaciones que no ponen en riesgo la integridad física de los alumnos, ni del personal administrativo. 

“El viernes vivimos un acontecimiento muy sorprendente para nosotros, pero al momento de que nos pusimos a ver esta situación realmente nos dimos cuenta que fue una problemática de escurrimientos fuertes que no se habían presentado en la escuela en años, pero no tenemos daños que lamentar.

“La escuela está prácticamente al 100 por ciento, los salones, sufrimos algunas inundaciones menores, se podría decir, sin ningún daño a la estructura”.

En rueda de prensa, se informó que las precipitaciones provocaron dos caídas de agua, que provocaron que cuatro salones se inundaran. 

“Pues claro que el exceso de agua, los diseños que se tienen no están para esa cantidad de agua. Vienen a dar por ambos lados del edificio A, de un lado cae a una zona que va al estacionamiento, y del otro lado a una rampa que va a la colonia, son las dos principales caídas que identificamos y que crearon las cascadas”.

Se explicó que los escurrimientos cayeron por las laterales del Edificio A.

La zona de la cafetería fue la más afectada con cuarteaduras en algunas de las bancas y paredes. 

Fue el sábado cuando personal de la facultad llevó a cabo las labores de limpieza para retirar la tierra y escombro que se acumuló en diferentes zonas.
Protección Civil de la institución inspeccionó la facultad a fin de descartar riesgos por derrumbes, por lo que este lunes, los alumnos podrán acudir de manera normal a sus clases. 

“Ninguna instalación de trabajo, oficinas o aulas tienen daños que puedan poner en riesgo la escuela, en lo absoluto. Ya lo revisaron, ya lo revisó la autoridad propia de la Universidad, Protección Civil de la Universidad y nos están autorizando que las clases se lleven a cabo normalmente”, finalizó.