Lluvia y ráfagas derriban hangar y vuelcan helicóptero

El área para aeronaves presentó el desprendimiento de varias láminas y posteriormente éstas cayeron en la parte frontal del inmueble y la tumbaron.

Apodaca

Las lluvias y las fuertes rachas de viento que azotaron la zona metropolitana la tarde del lunes fueron suficientes para que en cuestión de minutos un hangar quedara destruido y un helicóptero de la Secretaría de Marina terminara volcado en el Aeropuerto Del Norte, ubicado en Apodaca.

El incidente ocurrió poco después de las 16:30 en el inmueble ubicado sobre la carretera a Salinas Victoria y la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, a donde los diferentes cuerpos de emergencia se movilizaron para brindar su apoyo, aunque no hubo reporte de personas lesionadas.

Fuentes allegadas a la base área señalaron que el hangar que fue pérdida total pertenece a la industria Pilatus México, que es propiedad del empresario Adrián Zambrano.

Aparentemente en ese lugar se le daba mantenimiento a distintas aeronaves en las modalidades de renta y venta.

De acuerdo a testigos, al momento de los hechos, la estructura de lámina y distintos materiales del hangar comenzaron a desprenderse, pese a que las puertas fueron cerradas inmediatamente cuando comenzó la tormenta.

Debido a las ráfagas de viento, el techo se vino abajo y destruyó la zona frontal del inmueble localizado entre dos edificaciones.

Según un informante, el hangar siniestrado pertenece a una zona conocida como “All Whisky” y se encuentra al oeste de la terminal aérea, frente al Cereso de Apodaca.

Además de eso, automovilistas que circulaban frente al Aeropuerto del Norte fueron testigos de otro incidente ocurrido en la terminal aérea.

Y es que las condiciones climatológicas fueron tan fuertes que volcaron un helicóptero asignado a la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) que se encontraba en la zona de la Fuerza Aérea Mexicana, dentro de la citada terminal aérea.

La aeronave que resultó dañada es un helicóptero tipo Black Hawk que tiene un peso de más de siete toneladas, las cuales que fueron vencidas por el viento y quedó recostado en la superficie de rodamiento.

Elementos de Protección Civil del Estado informaron que en la terminal aérea, ubicada frente a la Séptima Zona Militar, también resultaron dañadas otras instalaciones, al igual que helicópteros y distintos aviones.

En el lugar de los hechos se constató que en al menos dos hangares más registraron daños en sus puertas y parte de sus estructuras, aunque en menor proporción.

Lo mismo ocurrió con una aeronave que resultó con afectaciones en el rotor de la parte trasera y en la pala principal.

Aunque de manera extraoficial se informó que las operaciones en el Aeropuerto Del Norte fueron suspendidas momentáneamente debido a las lluvias, al cabo de una hora se reanudaron.

Personal interno de la base área privada, al igual que autoridades competentes, contabilizaron los daños, sin que hasta el momento se haya especificado su totalidad.

Aunque se habla que las pérdidas son multimillonarias.

En el lugar de los hechos no se reportó que hubiera algún lesionado.

Internacional suspendió operaciones

Las pocas condiciones de visibilidad en el Aeropuerto Internacional de Monterrey ocasionaron que las operaciones en dicha terminal aérea fueran suspendidas en su totalidad alrededor de 30 minutos la tarde de este lunes.

De acuerdo a reportes de Grupo Aeroportuario Centro Norte a través de su cuenta de Twitter, media hora después se reanudaron los despejes, pero no así las llegadas, por lo que al menos seis vuelos nacionales y uno internacional tuvieron que ser desviados a otras ciudades.

Se especificó que dos de los viales nacionales fueron enviados a la terminal de Torreón, dos más a la de Reynosa, uno a la de Saltillo, otro a Durango y el vuelo internacional, procedente de Las Vegas, aterrizó en Tampico.

Las microrráfagas que se presentaron ayer, pudieron alcanzar hasta 150 kilómetros por hora, explicó el meteorólogo Abimael Salas.

(Adín Castillo/Monterrey)