"Unos les llaman necedad, nosotros esperanza".

Estudiantes de la Normal de Guerrero se reunieron con familiares de desaparecidos de Nuevo León con quienes acordaron apoyarse mutuamente en la busqueda de los alumnos. 

Monterrey

Integrantes de la escuela normal Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, e integrantes de diversos colectivos en Nuevo León hicieron una entrega mutua y simbólica de las personas reportadas como desaparecidas en ambas entidades, a fin de apoyarse en su búsqueda.

El acto inició minutos después de las 19:00 de ayer en la Plaza de los Desaparecidos, ubicada en el cruce de las calles Zaragoza y Washington, en el centro de Monterrey.

Los asistentes, que fueron más de 100, comenzaron a corear consignas y protestas por los 43 normalistas guerrerenses que desaparecieron en la ciudad de Iguala, en aquel estado, y colocaron el mismo número de sillas blancas, cada una con la fotografía y el nombre de cada uno.

Norma González Contreras, de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FundeNL), tomó el micrófono para agradecer la asistencia de los regiomontanos y mostrar solidaridad hacia los familiares y compañeros de los desaparecidos de Ayotzinapa.

"Esta noche hermanamos nuestra lucha y les queremos decir que su dolor es nuestro dolor, estamos unidos por un sólo corazón haciendo presencia de la ausencia de los alumnos de Ayotzinapa como nuestros desaparecidos", dijo.

Posteriormente, tomó el lugar uno de los normalistas de la escuela rural, quien por motivos de seguridad no reveló su nombre, quien pidió a la sociedad regiomontana unirse a la lucha por los desaparecidos, no solamente de Guerrero y Nuevo León, sino de todo el país.

"Hemos venido a dar un mensaje de unión, a dar lo que los medios de comunicación tal vez no dirán. Como estudiantes les podemos decir que ya es tiempo de la unión y de la organización, porque estamos conscientes de que un gobierno fascista y neoliberal como el que tenemos solamente viene a irrumpir nuestra gran dignidad.

"La lucha continuará por nuestros desaparecidos, porque la lucha no termina aquí, y todos sabemos que es parte de la dignidad de todos los estudiantes y trabajadores que están siempre con nosotros", mencionó.

Otro compañero narró una serie de sucesos presuntamente ocurridos el día de los hechos violentos.

"Podemos asegurar que fueron policías municipales porque iban uniformados, inclusive, se anotaron los números de placa que tienen los policías en las camionetas", recordó.

Reiteró que la búsqueda de los 43 normalistas seguirá pese a las declaraciones de las autoridades federales. "Unos lo llaman necedad; nosotros, esperanza", agregó.

Luego de esto, ambos estudiantes e integrantes de colectivos de Nuevo León hicieron una entrega mutua de fotografías de sus desaparecidos, simbolizando así un acuerdo de hermandad.

Además de los colectivos FundeNL y Caminemos Juntos, participaron las asambleas estudiantiles de la UANL, la UDEM y el Tecnológico de Monterrey.