“Cuando dejó de gritar me di cuenta que lo habían matado”

Vecinos aseguran que hubo linchamiento en el centro de la ciudad y contradicen versión de las autoridades.
Los hechos sucedieron en la calle Rayón, entre Madero y López Cotilla
Los hechos sucedieron en la calle Rayón, entre Madero y López Cotilla (Nacho Reyes)

Guadalajara

Sobre el asfalto de la calle Rayón, entre Madero y López Cotilla en Guadalajara, se construyó un crimen en base a golpes y sangre, del cual todos murmuran pero del que nadie habla en voz alta; ante decenas de miradas, un grupo de civiles se unieron para perseguir a quien se atrevió a robar, aquel que optó por tomar algo que no era suyo y que se convirtió en la victima de un grupo de personas que también se llevaron algo que no les pertenecía, la vida de un hombre por linchamiento.

Eran alrededor de las 17:00 horas del pasado domingo y salvó el intenso calor vespertino que ha traído consigo el mes de mayo, nada parecía que podría quitarles la tranquilidad a los vecinos del centro de la ciudad que habitan en la zona del Templo del Expiatorio, el parque Revolución y la Rambla Cataluña.

El día pintaba para un domingo de fútbol cualquiera, el equipo local con mayor cantidad de seguidores se jugaba el pase a la final de la liga nacional de fútbol, sin embargo, la tarde tenía otros planes, los de los colores azul y rojo producidos por las torretas de unidades de policía y el Servicio Médico Forense que atendieron el reporte de un hombre fallecido en la vía pública.

La versión oficial apuntó a homicidio, no a linchamiento, así lo señaló el Comisario de Seguridad Ciudadana Salvador Caro Cabrera en entrevistas radiofónicas, y así lo corroboró el Fiscal del Estado, Eduardo Almaguer "cuando acuden las unidades de emergencia, lo que encuentran es a una persona victimada, sin ningún testigo, sin ningún vecino que señalara que habrían participado más personas o que esta persona en ese momento se encontraba cometiendo algún ilícito, para que haya sucedido esto".

Pero los vecinos y comerciantes tienen una versión diferente, al fallecido no lo mató otro hombre, lo mataron varios, lo hicieron a golpes y además lo amarraron, fue una barbarie señalan, "ah qué madre, yo lo vi tirado al pobre hombre, ensangrentado y tirado, estaban cuatro sujetos arriba de él, cómo se atreve a decir eso", señaló una vecina en relación a las declaraciones de la autoridad, vecina que al igual que todos los entrevistados, salvo los extranjeros, prefirieron que se omitiera su nombre.

La Real Academia Española define la palabra linchar como la "ejecución sin proceso y tumultuariamente de un sospechoso", lo cual aseguran es lo que ocurrió esa tarde de domingo en la calle Rayón, "No es de humanos, me quede sorprendida, te juro que tengo diarrea de lo que me asusté, todavía no lo puedo asimilar, cómo voy a creer que se murió el muchacho, cuando ya dejó de gritar me di cuenta que lo mataron, y en mis propias narices, no lo puedo superar", explicó otra de las vecinas.

Los locales comerciales de la zona estaba en su mayoría cerrados, pero el personal de los pocos que se mantenían abiertos pudieron darse cuenta de lo que ocurrió, "sí lo vi, lo venían siguiendo por Madero como desde el expiatorio y aquí lo agarraron entre varios, yo cerré la cortina porque me asuste, el mismo que mataron había querido robar aquí en la mañana, tiró unos anaqueles y estaba como drogado, le hable a la policía pero nunca vinieron", explicó la empleada de un negocio comercial.

En la zona se encontraban un par de extranjeros que pudieron presenciar lo que sucedió, Cristóbal, de nacionalidad española no se mostró tan contrariado y rápidamente pudo encontrar una explicación "la muerte es parte de la vida, pero lo que pasó aquí es por falta de educación, eso quiere decir que la sociedad está enferma", señaló.

Por otra parte, Iug, un belga que claramente vio cómo amarraban al sujeto con un cinturón y como lo golpeaban en repetidas ocasiones en la cabeza, "sí están violando a tu hija en la calle quizá es distinto, te pongas loco y fuera de control, pero porqué ponerte así sí alguien está robando carteras, fue muy raro para mí, porque los dos tipos y la señora, la hija que estaba ahí, estaban riéndose, le gritaban 'ya viste perro y nadie se preocupaba por el tipo, en ese momento yo tampoco, no pensé que fuera a ser así".

Añadió que por su mente pasó la imagen de la policía arribando al lugar y llevándose al supuesto ladrón detenido por los familiares de la persona a quien intentó robar y algunos vecinos, pero no fue así, "yo me retiré porque no quería ver eso, pero de pronto me dijeron que había muerto, quizá hasta me siento un poco culpable por no haber hablado yo (a la policía), en verdad no entiendo".

Los testigos fueron muchos, algunos hasta grabaron imágenes con su celular, pero ninguno ha sido buscado por algún policía investigador, ninguno se ha parado en el ministerio público para denunciar lo acontecido, según sus propias declaraciones, ese 21 de mayo un hombre fue asesinado por varias personas a unos metros de sus hogares, de sus negocios, pero a nadie pareció preocuparle, muchos regresaron a sus casas y olvidaron lo ocurrido, muchos regresaron para ver el fútbol, ese que al día siguiente se llevó las portadas en los medios, pues el equipo local está en la final de la liga y en cuanto al muerto, a ese ya se lo habían llevado.

SRN