La ley sólo contempla licencias por enfermedad: PRI

El diputado Héctor García considera que el Cabildo no debió haber dado permiso a la alcaldesa de Monterrey para ausentarse de su cargo. 
El legislador federal del PRI, Héctor García.
El legislador federal del PRI, Héctor García. (Especial)

Monterrey

Mientras el PRI continúa sumando irregularidades en la licencia de Margarita Arellanes, como el hecho de haberla solicitado por una causa que no está contemplada en la ley, que es contender por otro puesto de elección popular, para el PAN la solicitud es correcta y el Congreso sólo tendrá interferencia cuando transcurra un mes y la edil con licencia no regrese a su cargo, a fin de nombrar un alcalde sustituto.

Héctor García, diputado federal del PRI, explicó que la ley sólo contempla licencias por tema de enfermedad, muerte o incapacidad, y no para buscar un nuevo puesto de elección, por lo que la licencia solicitada por Arellanes Cervantes no debió ser avalada por el Cabildo regio.

“Lo primero es la justificación que da para pedir licencia, no es a nuestro juicio, el buscar la gubernatura, la justificación, quiero decir, la justificación debe ser por enfermedad, ya la Corte ha manifestado al respecto por enfermedad, por un problema de salud mental, etcétera”.

En segundo término, el legislador federal priista señaló que la solicitud "se brinca" al Congreso, pues es éste el que debe realizar los nombramientos de alcaldes sustitutos.

“Ellos tienen que solicitar al Congreso la ratificación de esa licencia; y segundo, el nombramiento del regidor, que en todo caso lo sustituya, sin decir de cuál de los partidos, el Congreso tiene esa facultad, no pueden de ninguna manera nombrar un encargado de despacho, aunque la ley se los permite, pero tuvieron que haberle dado vista al Congreso y en este momento no hay sesión”, dijo.

Héctor García dijo que en su lectura, el apresuramiento de la alcaldesa se debe a que no está segura que vaya a ser la candidata del PAN a la gubernatura del Estado, y es por ello que no solicitó la licencia definitiva.

“Yo más bien creo que el apresuramiento de Margarita es porque no está segura que vaya a ser la candidata, hay fuertes voces dentro del PAN que posiblemente no le alcance, no solamente por las firmas, sino porque los otros contendientes también son serios, y también van a llevar las firmas, yo creo por eso el no pedir licencia definitiva, no está segura que vaya a ser la candidata”.

Por su parte, el diputado local del PAN, Enrique Barrios, insistió en que se trata de procesos distintos, pues la solicitada por la hoy edil con licencia, habla de una ausencia indefinida y no definitiva, por lo que en su momento, de no regresar Margarita Arellanes a su cargo, el Congreso intervendrá de oficio para nombrar al alcalde sustituto.

“Lo que es claro es que el Congreso sí tiene competencia cuando son ausencias definitivas de los alcaldes, el tema es que Margarita Arellanes no se separó definitivamente de su cargo, es una licencia temporal, si bien es indefinida, creo que todavía no le llega la competencia al Congreso, sin duda si ella resulta candidata entonces sí el Congreso tendrá que determinar quién se queda al frente de la alcaldía”.

El PRI ya ha adelantado que debido a las irregularidades presentes en el procedimiento utilizado por Margarita Arellanes y el Cabildo de Monterrey buscaría interponer un recurso legal en su contra.