Con licencia, demuelen finca con valor artístico

Los trabajos del inmueble en la colonia Moderna afectaron edificaciones vecinas.
El inmueble se ubica sobre la avenida del Campesino y tenía permiso para trabajos de fontanería.
El inmueble se ubica sobre la avenida del Campesino y tenía permiso para trabajos de fontanería. (Patricia Ramírez)

Guadalajara

Solicitaron y obtuvieron licencias para la remodelación de baños y la obra que en realidad se hace es la demolición de la finca ubicada en avenida del Campesino con número 119, en la colonia Moderna. La vivienda se identifica como Inmueble con Valor Artístico Ambiental, ya que se encuentra dentro del perímetro “B” de Protección al Patrimonio Cultural Urbano.

Vecinos de la calle han reportado desde julio de 2013 las irregularidades en la licencia y daños a domicilios vecinos  ante dependencias como la Dirección Técnica de la Secretaría de Obras Públicas, Dirección de Inspección y Vigilancia, la Dirección de Patrimonio Artístico e Histórico y hasta al propio alcalde municipal y las obras no se han clausurado y continúan su avance.

Entre los documentos se encuentra una licencia menor de construcción con número de folio 20250 en la que se detalla que el giro del proyecto u obra es de fontanería. Se especifica que el uso destino es comercio y servicio barrial con un vigencia por 90 días y que el responsable de la obra es el arquitecto José Luis Rolón Vargas.

Tras la petición de los vecinos, el director  de Patrimonio Artístico e Histórico, Julio César Herrera Osuna, envió oficios a los titulares de Obras Públicas e Inspección y Vigilancia para suspender, clausurar y la inspección de la ejecución del proyecto aprobado por el Comité de Dictaminación del Centro Histórico.

En el documento enviado a José Luis Moreno Rojas, titular de Obras Públicas, se detallan las infracciones a los reglamentos de Conservación al Patrimonio Cultural y el Reglamento de Gestión de Desarrollo Urbano.

“Modificar, alterar, o cambiar el contenido de los proyectos  y especificaciones autorizadas, así como la realización de modificaciones o cambios que no hayan sido revisados avalados por el Comité de Dictaminación del Centro Histórico”, puntualiza el documento en cuanto al reglamento de Conservación al Patrimonio.

Se explica que se otorgaron dos licencias; una con expediente 094/2013 otorgada por el Comité de Dictaminación para Centro Histórico, Barrios y Zonas Tradicionales y  otra otorgada por la Secretaría de Obras Públicas que no cuenta con dictamen y sellos del comité mencionado anteriormente.

El problema no queda en el incumplimiento de esos reglamentos, las faenas para demoler parte de la finca y la instalación de castillos han provocado daños en las viviendas vecinas y nadie responde para reparar los perjurios. Entre las afectaciones se encuentran grietas en techos y paredes que han tenido que ser reparadas por los propietarios.

MILENIO JALISCO ha buscado una entrevista con Ignacio Mestas Gallardo, director de Inspección y Vigilancia, sin embargo, es suplente del diputado Gabriel Gómez Michel, asesinado la semana pasada, por lo que se encuentra en proceso de reemplazo.