Falta de documentos no impedirá inscripciones

Javier de Jesús Rodríguez, diputado del PVEM, presentó una iniciativa para modificar la Ley Educativa de Coahuila, para que los alumnos con papelería incompleta logren ir a clases.
En Coahuila, la falta de papelería podría dejar de ser un impedimento para ingresar a la escuela.
En Coahuila, la falta de papelería podría dejar de ser un impedimento para ingresar a la escuela. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

Con el objetivo de impedir deserción escolar y garantizar el derecho a la educación en Coahuila, la falta de un documento no será impedimento para la inscripción al sistema educativo, esto de aprobarse la iniciativa de ley presentada por el diputado Javier de Jesús Rodríguez Mendoza, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Con esta iniciativa, se busca que la Ley Educativa de Coahuila se armonice con la legislación federal y cumpla con las normas, tratados internaciones, la evolución de los derechos humanos y los modelos a seguir en materia de educación especial o para personas de capacidades diferentes.

El diputado explicó que no deberá ser excusa la falta de algún documento para la inscripción de los niños y jóvenes al sistema educativo, por lo que se les deberá inscribir y recibir la papelería con la que los padres de familia cuenten para hacer el registro.

"Aunque no lo lleven los padres de familia, están interesados en que su hijo estudie y pues que este tipo de circunstancias no serán impedimento para ello".

"Se cambió la legislatura en el tema de que fuera obligatorio presentar el acta de nacimiento, pero hay otros documentos que a la mejor los padres de familia no tienen el dinero para obtenerlos y llevarlos, como las fotos u otro tipo", dijo.

En este sentido la reforma se aplicará a todos los niveles educativos, además se reformará la ley para garantizar la educación y el respeto a los derechos de inclusión, igualdad, no discriminación e integración a los alumnos con discapacidad.

De esta manera se atenderá a los alumnos con discapacidad bajo un modelo de enseñanza adecuado a sus condiciones y necesidades de aprendizaje.

Los principios de respeto, equidad, no discriminación, igualdad sustantiva y perspectiva de género, deberán ser la base fundamental de este modelo y privilegiar un sistema incluyente para los alumnos.

Asimismo el servicio de educación especial, bajo el principio de inclusión, tendrá orientación y programas de capacitación y apoyo a los padres o tutores y a los maestros de las escuelas regulares a las que se integren alumnos con necesidades especiales.

JFR