Policías golpean a joven, familia solicita ayuda a Lety Herrera

Miguel Ángel volvía a casa de su trabajo como lavacoches, elementos Estatales de la patrulla 968 lo interceptaron y lo dejaron gravemente herido. Familiares apelan a la bondad de la alcaldesa.
Elementos de la Policía Estatal en Durango, golpearon a un joven de 18 años en Gómez Palacio.
Elementos de la Policía Estatal en Durango, golpearon a un joven de 18 años en Gómez Palacio. (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

El pasado martes, el joven Miguel Ángel de 18 años iba a su casa en la colonia Rubén Jaramillo en Gómez. Volvía de su trabajo lavando carros.

Al bajar del camión, fue interceptado por oficiales de la patrulla 968 de la Policía Estatal.

"Con esto que va a hacer uno. Es el momento en que más necesito el dinero, pero le pido a mi padre Dios que me ayude".

"Me lo llevaron desmayado a la casa. Iba todo golpeado, tenía patadas en las costillas, en el estómago, se lo llevaron al monte. El está flaquito. Eran las 6:30 de la tarde. Lo dejaron descalzo", comenta su mamá, Alma Rosa Barrios.

El joven se encuentra internado en el Hospital General. Piden apoyo a las autoridades pues son de muy bajos recursos. La altísima cuenta que tenían que pagar se redujo y quedó en 356 pesos, con los cuales no cuentan.

Sus padres solicitaron ayuda directamente a la alcaldesa, Leticia Herrera, apelando a su buena voluntad.

Desde el miércoles no habían probado bocado. Desconocen las formas de proceder ante la ley. Así que acudieron a medios de comunicación.

"No hemos completado el dinero. Si tuviera ya mi trabajo, hubiera sacado a mi hijo y estuviera conmigo. Pasado mañana entro a trabajar".

"Me encuentro en una situación que no se la deseo a nadie", señaló Juan Morales, el padre del muchacho.

"Me lo llevaron desmayado a la casa. Iba todo golpeado, tenía patadas en las costillas, en el estómago, se lo llevaron al monte".

Ya comenzaron a hacer trámites para incorporar al joven al Seguro Popular, que por desgracia no cubre gastos de los que se denominan catastróficos.

Además aún se tienen pendientes los cuidados que el muchacho va a recibir en su casa, pues está muy grave.

"Con esto que va a hacer uno. Es el momento en que más necesito el dinero, pero le pido a mi padre Dios que me ayude".

"Ya que me lo den, ya dejo de molestar a todo mundo y vamos para adelante". Se invita a la ciudadanía a colaborar con esta familia, con lo que se pueda.

JFR