Pasamanos se venció por usuarios robustos: Gutiérrez

El funcionario estatal dijo que los daños en las unidades de Ecovía se deben al físico de quienes las usan y ya se plantean soluciones.

Monterrey

La mañana de este jueves el tubo del que iban sujetados pasajeros de la Ecovía se venció, cuando el chofer trató de evitar un accidente vial contra una conductora que invadió el carril de esa unidad de transporte.

Fueron siete los lesionados trasladados a diferentes hospitales, pero se presume que el desprendimiento del pasamanos fue provocado por un defecto de fábrica, entre otros factores.

El secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno, señaló que los camiones que circulan en el área metropolitana son los mismos que son utilizados en el Distrito Federal, sin embargo, en esas unidades no se han vencido los tubos pasamanos.

"Son los mismos camiones que utilizan en el DF, pero a diferencia de la población del DF somos más altos y robustos, por decirlo de alguna manera.

"Esto causa que el impacto que tenga en el pasamanos sea mayor, ¿cómo se va a estar resolviendo esto?, remachando mejor los pasamanos, pero le estamos exigiendo a la empresa que lo haga inmediatamente como ya lo habíamos solicitado", señaló el funcionario estatal.

Gutiérrez Moreno aseguró que las lesiones fueron menores, pero se solicitó a la empresa Servicio de Transporte Tecno ecológico que tome medidas al respecto, como exigir al fabricante Hyundai reforzar ese aspecto, sobre todo en los camiones que aún faltan por llegar a la ciudad.

Sin embargo, no es la primera vez que esto sucede, en febrero ocurrió un incidente similar donde si bien no hubo lesionados de gravedad, el tubo pasamanos también se venció.

Por su parte, Julio Pérez García, gerente de operaciones y Servicio de Transporte Tecno ecológico, misma empresa concesionaria de las unidades, afirmó que se hicieron de forma correcta todas las pruebas necesarias en las unidades de transporte público.

"Son fierros, los fierros no tienen voz, de repente se puede presentar algo, sería un problema grave si realmente fuera en todos los autobuses.

"Son más la cantidad de veces que hemos evitado un accidente por amarrar un 'frenón' que los que se han presentado por esta situación", señaló.

Actualmente son 40 los autobuses que están circulando, cuando deberían ser 80, sin embargo, descartan que el problema se deba al sobrecupo en las unidades.

La posibilidad de que sea un defecto de fábrica no fue bien aceptada por el concesionario, quien aseguró que si así fuera esta falla se presentaría en todas las unidades.

Será hasta finales de mayo cuando se den a conocer los peritajes del incidente.