Lento avance de tuneladora “La Tapatía” en últimos metros

Actualmente se encuentra a la altura del cruce de avenida Revolución y la calle Clavel
La máquina ha construido poco más de 3 metros por día en promedio
La máquina ha construido poco más de 3 metros por día en promedio (Fernando Carranza)

Guadalajara

Ahora que los paros están a la moda, la que no se ha quedado atrás desde hace algunos meses es la tuneladora “La Tapatía”, mega maquina encargada de construir el tramo subterráneo de la Línea 3 del Tren Ligero en Guadalajara. El avance ha sido lento y las fechas de conclusión cada vez se extienden más.

Gerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal, visitó las obras del nuevo tren el pasado 19 de diciembre. Ahí, afirmó que sólo faltan “800 metros para llegar a los cuatro kilómetros 600 que son la totalidad del túnel” y agregó que “no hay atrasos, vamos a tiempo”.

Desde ese entonces han transcurrido 74 días y de acuerdo a Rodolfo Guadalajara, titular del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), sólo falta la construcción de 550 o 600 metros. De esta forma, en más de dos meses la maquina ha avanzado entre los 200 y 250 metros y actualmente se encuentra a la altura del cruce de avenida Revolución y la calle Clavel.

Tomando en consideración que la máquina haya avanzado 250 metros, la máquina ha construido poco más de 3 metros por día en promedio, cuando el compromiso inicial era que se construyeran 14 metros por día.

Durante el 2017 se reportó la pausa de “La Tapatía” en dos ocasiones. A finales del mes de julio (28 de ese mes), Siteur admitió que hasta ese entonces ya había dos meses de atraso en las obras del túnel. En ese momento se encontraba en el cruce de Corona y Revolución, cercana al templo de San Francisco. El motivo de la pausa fue la presencia de grandes cantidades de agua y lodo.

Posteriormente, el 22 de agosto del año anterior, la máquina avanzó y llegó a un punto conocido como “corralito”, un pozo con profundidad de 26 metros. Ese día la tuneladora fue vista desde el exterior a través de dicho hoyanco. Se informó que la máquina duraría en ese punto alrededor de 15 días para cambio de herramientas pero dicho periodo se alargó.

En ese entonces, las autoridades de SCT y Siteur manifestaron que aún restaban alrededor de mil 400 metros para llegar hasta la Plaza de la Bandera.

Ahora: “Nosotros calculamos que en el mes de abril estaremos ya terminando de salir del túnel”, afirmó Rodolfo Guadalajara, titular del SITUR.

Respecto a que la máquina tiene un atraso en su trabajo porque el contrato marcaba que la obra se terminaría el 1 de marzo de 2017, el director de Siteur afirmó que “yo creo que en la parte programática sí (hay atraso), en la parte contractual sí, no necesariamente no es un año, es un contrato que se hizo de adquisición, sin embargo ese año seis meses estuvo parado por autorizaciones del INAH”.

Por otra parte, se encontró “un desplazamiento del edificio” en el cual opera el hotel ONE en el Centro de Guadalajara y cercano a la construcción de la estación Catedral de la Línea 3. Rodolfo Guadalajara negó que dicho daños se deban a las obras del nuevo tren porque las obras ya concluyeron en la zona y existen muros Milán para amortiguar vibraciones.

En la revisión participa la Unidad Municipal de Protección Civil y Bomberos de Guadalajara y del gobierno del estado así como expertos en el tema. Dicho daño no se considera como un riesgo para el edificio. Se espera conocer las causas de daños durante los siguientes días.

MC