“Es laxo y carece de un verdadero impacto social”

Este programa no contempla a los desempleados empobrecidos que están lejos de colocarse en una plaza, criticó el presbítero.
No todos serán beneficiados, dijo.
No todos serán beneficiados, dijo. (Tania Contreras)

Tlalnepantla

A juicio del presbítero Raúl Martínez Arreortúa, el seguro de desempleo que será discutido en el Senado de la República es laxo y carece de un verdadero impacto social, pues no tendrá ningún beneficio para una gran mayoría de trabajadores mexicanos buscadores de empleo o quienes pierdan uno.

El también integrante de la Coordinación de Pastoral Social de la Provincia Eclesiástica de Tlalnepantla refirió que este programa no contempla a los desempleados empobrecidos que están lejos de colocarse en una plaza, pues aparentemente solo favorecerá a un grupo de la población activa en la economía.

"Es una acción que tiene un impacto social para favorecer a la clase trabajadora, es decir a los buscadores de empleo o a aquellos que han trabajado de manera marginal y fuera del sistema de seguridad social", afirmó.

Con relación a la intención de fondearlo con los recursos destinados para créditos a la vivienda, criticó la falta de visión del programa con un fondo con recursos económicos propios para apoyar a aquellos que en su momento pierdan su empleo.

"Creo que es un programa laxo, sin carácter social y deja de lado a los trabajadores mexicanos que viven sin una alternativa real para emplearse".

El seguro de desempleo estará vigente por un periodo de seis meses, después de que el interesado compruebe que tiene 45 días sin trabajo; la ley establece que el monto mínimo que recibiría por esta cobertura sería una vez el salario mínimo, alrededor de 2 mil pesos mensuales en un máximo de medio año, con periodos intermedios de cinco años y entrará en vigor en 2015.

Para los que utilicen el mecanismo, la iniciativa prevé dos escenarios: uno, cuando el derechohabiente tenga un empleo permanente deberá cotizar como mínimo 104 semanas dentro de un periodo de 36 meses.

El segundo es para temporales, donde serán elegibles quienes cumplan 26 semanas de cotizaciones en 12 meses.