Por largas filas, reparten agua en cruces fronterizos

Por segunda ocasión, trabajadores de la Aduana hicieron entrega de bebidas a fin de que la espera para cruzar a Estados Unidos no fuera tan tediosa.

Reynosa

Personal de Aduana apostado en el cruce fronterizo que une a Reynosa con Mission, Texas, llevaron a cabo el reparto de agua entre los automovilistas, quienes han esperado hasta tres horas para poder ingresar a Estados Unidos.

El superintendente del puente "Anzalduas" que une a Reynosa con Mission, Rigoberto Villarreal, lamentó que los viajeros tengan que esperar entre dos y tres horas para poder internarse a territorio estadunidense.

Dijo que en días festivos como el 1 de mayo, que en territorio mexicano se toma como día de asueto, las filas de turistas se prolonga.

Señaló que ante las largas filas que se han registrado este día, personal de la ciudad de McAllen, se dio a la tarea de repartir por segunda ocasión en el lapso de dos semanas, agua a los automovilistas que esperan cruzar el puente internacional "Anzalduas".

"Algunos empleados a pie y otros utilizando carritos de golf realizan el reparto de agua a lo largo del puente, pues buscamos que la espera sea menos tediosa y no corran riesgo de deshidratarse", dijo.

Rigoberto Villarreal reconoció que los ciudadanos mexicanos constituyen un tercio de las ventas en las principales ciudades del Valle de Texas, incluyendo la ciudad de Mc Allen.