De la laguna, se dicen verdades a medias: Del Toro

El tema de la laguna de Cajititlán volvió a estar en la opinión pública, pero no precisamente por las acciones a emprenderse para su saneamiento (1 de 2).

Guadalajara

Tlajomulco tiene claro lo que se debe hacer para sanear al cien por ciento la laguna de Cajititlán, pero reconoce que debe contar con el apoyo, principalmente económico, por parte del gobierno estatal. El alcalde, explica a detalle lo que requieren.


JB: Alcalde, aquí hemos conversado con nuestra audiencia sobre si el asunto de la laguna de Cajititlán es un problema más político o un verdadero problema ambiental. ¿Cuál es tu visión?

IT: Mira, yo lo pondría con mucha seriedad, es un problema de tratamiento integral, no creo que esté tan magnificado el problema, lo que se ha magnificado es la política, o sea, sí es un asunto que debemos de seguir trabajando en torno al saneamiento de la laguna, pero creo que se han dicho muchas mentiras, se han dicho muchas verdades a medias y se ha utilizado mucho el tema para golpear políticamente.


JB: Eso quiere decir que no crees en los dictámenes del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) en base al cual la Comisión Estatal del Agua (CEA) dijo antier que el lago tiene seis veces más contaminantes de los permitidos.

IT: Mira, es que esas son las verdades a medias. Me voy un poquito más atrás. En el 2009 la laguna de Cajititlán albergaba el 100 por ciento de las aguas residuales de la cuenca sin tratar, no había un solo centímetro de agua tratada; incluso me voy más atrás. El primer personaje público que denunció la contaminación de la laguna de Cajititlán fue Enrique Alfaro, como diputado en el 2008; a partir de ahí se hace una parte de aguas en la agenda del tratamiento de la cuenca de Cajititlán, en el 2008 se logró un acuerdo legislativo para que se presupuestara por parte del gobierno del estado un recurso para la infraestructura de saneamiento y a partir de ahí, incluso, se les empezó a dar apoyo económico a los pescadores de Cajititlán. Ya en la Administración municipal se materializó la infraestructura con la construcción de la planta de tratamiento en Cajititlán, en San Juan Evangelista y San Miguel Cuyutlán, obras ejecutadas a partir de ese acuerdo y materializadas por la CEA, del gobierno del estado. La planta de San Miguel Cuyutlán quedó en una tercera parte de lo que estaba el proyecto ejecutivo, una capacidad de tratamiento de 60 litros por segundo, cuando el proyecto era para tratar 240 litros por segundo. Eso fue el avance que significó poco más del 70 por ciento en infraestructura. El primer tema que yo puse en la mesa, ya en mi Administración para darle continuidad a esta agenda de tratamiento de las aguas y del saneamiento de Cajititlán, primer tema que le puse al gobernador en la mesa en marzo de 2013 fue la gestión de recursos para completar esta infraestructura de saneamiento. Dos años desperdiciamos en un supuesto acuerdo, incluso firmado y por escrito, de que sí iban a aportar ese recurso, de que sí iba a venir y que fue como el cuento del lobo, nada más lo anuncian y lo vuelven a anunciar, pero es el mismo tema.


JB: ¿Cuánto dinero es?

IT: Son alrededor de 300 millones de pesos porque contemplaba algunas otras acciones. Para la planta de tratamiento son, en una primera etapa para llegar a 120 litros por segundo, alrededor de 150 mdp incluido el colector. Después de dos años desperdiciados y después de esta crisis que se generó, que se magnificó el tema, lo que vamos a hacer y lo anuncié ya para el día de mañana (hoy) es desde el recurso municipal construir la ampliación a 120 litros por segundo, ampliar el colector Tlajomulco y con eso vamos a completar el 100 por ciento de saneamiento en un horizonte de 10 años, más o menos. Si de veras el Gobierno del Estado quiere dejar de mandar los mensajes por los medios y quiere cumplir el acuerdo, por supuesto que son bienvenidos los otros 150 millones que están comprometidos para que la planta logre el tratamiento de 240 litros por segundo y con eso tengamos un horizonte de 40 o 50 años en el tratamiento.


JB: Entonces ¿se van a levantar las mesas?

IT: No, eso también lo quiero aclarar. Nosotros, el miércoles pasado, como municipio, convocamos a las autoridades estatales y federales y a las instituciones académicas, es decir, a los expertos a que nos sentáramos en un grupo de trabajo en donde se conocieran científicamente las causas y a partir de ese conocimiento técnico viéramos las soluciones. En esa convocatoria mañosamente, después de recibir el oficio por parte del gobierno citan inmediatamente a una mesa más para ganar reflectores, más para tener la nota, pero por supuesto yo lo que quiero es que haya una mesa y que todos trabajemos y que se busque una solución, estuvimos con la voluntad.


JB: Y ¿por qué los del IJCF salieron en dos semanas?

IT: Ese es el problema, pues porque no presentaron ningún estudio, presentaron una presentación de Power Point –válgame la redundancia-, tenía una prisa por ganar la primera nota. En la mesa de trabajo, en el grupo, les dijeron a los representantes de Gobierno del Estado “no hagan eso, eso no es concluyente, no certifica nada, no rompan lo que se está haciendo bien técnicamente” y, por supuesto, no hicieron caso. ¿Cuál fue mi reacción? No romper el trabajo serio, no romper las mesas, como se ha querido poner ahora.


JB: Entonces ¿cuántos análisis están en proceso de parte de esta mesa de Tlajomulco que tendremos que esperar para cotejarlos con los exámenes del IJCF?

IT: Mira, yo quitaría el tema de la mesa de Tlajomulco, es la mesa de Cajititlán, la mesa del tema. Está un estudio que está realizando la Universidad de Guadalajara, el nuestro que pedimos a la Universidad de Estudios Oceanográficos, están algunos que están realizando por parte de otras instituciones y lo que debe darse en esa lógica es en los mismos expertos ver todos los estudios, tomar una determinación y con esa determinación empezar la agenda de soluciones.


JB: Y decíamos que ojalá coincidan con los del IJCF porque en teoría es un organismo que debe de regirse solamente por criterios técnicos, científicos, con los peritajes…

IT: Y lo digo con toda claridad: si coinciden –y esa es la parte que debemos empezar a actuar- yo ya estoy en esa agenda, mañana hago la parte restante y la responsabilidad, pero en lo que no coincido y por eso no quiero trabajar ya con esos actores, que deberían de ser técnicos y que convierten todos los temas en una nota o en un asunto periodístico.