Tema de Cajititlán tiene fondo político

Enrique Alfaro dijo que si hubiera niveles importantes de contaminación, como se asegura en el gobierno del estado, no habría muerto sólo una especie.

Guadalajara

Después de que el gobierno del Estado, a través de su vocero, Gonzalo Sánchez, pidiera a las autoridades municipales que aceptaran que la muerte de peces en la laguna de Cajititlán se debe a la contaminación y no a un fenómeno natural, el ex acalde de Tlajomulco, Enrique Alfaro consideró que es irresponsable hacer ese tipo de declaraciones que inducen a una crisis, pues juegan con temas delicados como es el medio ambiente.

Alfaro dijo que si hubiera niveles importantes de contaminación, como se asegura en el gobierno del estado, no habría muerto sólo una especie, sugirió que no habrían muerto “de golpe” los peces y dijo que si se tratara de que las plantas tratadoras no operan bien, no habría sido un problema únicamente del último mes.

Alfaro consideró que el ejecutivo tiene una visión miope y están cayendo en sus propias contradicciones.

Insistió en que se trata de ataques a Tlajomulco, municipio gobernado por Movimiento Ciudadano, con miras a descarrilar su proyecto político relacionado con las elecciones de 2015.