Exige justicia por asesinato de su hija y robo de nieta

La menor Tabata fue sustraída ilegalmente por su padre biológico días después del homicidio de su madre. Bertha Quiñones, su abuela, enfrenta una batalla entre el duelo y la burocracia. 
La última vez que Bertha Alicia vio a su nieta en Saltillo, documentó signos de una grave enfermedad, sin embargo no volvió a saber de ella.
La última vez que Bertha Alicia vio a su nieta en Saltillo, documentó signos de una grave enfermedad, sin embargo no volvió a saber de ella. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Bertha Alicia Quiñones Marrero es la madre de Sharon Niño Quiñones, quien fue encontrada muerta con signos de tortura en Residencial Almendros el pasado 5 de noviembre de 2016. El móvil según las averiguaciones previas, fue el robo de una camioneta. 

El 14 de noviembre pasado, Guillermo, padre biológico de Tabata, hija de Sharon, se la llevó a Saltillo y jamás la han vuelto a ver a pesar de que la guardia y custodia la tiene Quiñones.

Quiñones Marrero denuncia que el abogado de Guillermo es muy cercano a Shamir Fernández, dirigente del PRI en Torreón y que por ello el caso no ha caminado, por lo que pide que el funcionaro saque las manos de este proceso. 

El caso se complicó debido a que el abogado defensor de Guillermo Martínez es Pedro Martínez Hurtado, colaborador y allegado de Shamir Fernández, denuncia la abuela de Tabata. 

“Mataron a mi hija y me robaron a mi nieta, pido justicia y que el señor Shamir Fernández saque las manos de este asunto, no he podido vivir el duelo de mi hija, entre tanto papeleo y juzgados, también tengo que pelear la custodia de mi nieta, quiero justicia”. 

"Tuve que enfrentar un calvario burocrático, en el esclarecimiento de la muerte de mi hija, el asunto sigue su curso legal, el presunto responsable es Martín Eduardo Mares quien se encuentra vinculado a proceso por el robo de la camioneta, no por el asesinato de mi hija". 

La señora Bertha narra que con todo el dolor de la muerte de su hija, el 14 de noviembre apareció el padre biológico de Tabata, Guillermo Martínez Banda y se la llevó a Saltillo sin permiso, donde radica actualmente.

“Sólo fungió como padre biológico ya que jamás se hizo cargo de Tabata, en los papeles del ISSSTE no aparece como responsable, ni para avisarle en caso de emergencia, lo mismo sucede en la guardería, nunca aparece como responsable para recoger a la niña, era un extraño para Tabata”. 

“Traté de levantar la denuncia ante el MP y no quisieron hacerla, porque se trataba del padre biológico de la niña, tampoco quisieron ayudarme a solicitar la alerta Amber por la desaparición y extracción ilegal de Tabata”. 

Bertha comparte que investigó que el padre de Tabata ha buscado la pensión alimenticia de Sharon, quien tenía doble plaza magisterial, presentándose como responsable y tutor de su hija.

Del caso ya está enterado el Gobernador Rubén Moreira, así como el Procurador Homero Ramos Gloria, el subdelegado de la PGJEC Gerardo Márquez, también Yezka Garza titular de la Pronnif en Saltillo, así como el subprocurador de esta instancia en La Laguna, Julián Vázquez. 

La señora Bertha abordó a Shamir Fernández previo al evento del día de la mujer el pasado 8 de marzo en el PRI Torreón, para suplicarle que se hiciera a un lado en el caso y dejara que la justicia hiciera su trabajo, a lo que contestó:

“No me siga más, soy diputado, Pedro lleva el caso, yo no”. 

“Temo por la vida de mi nieta, incluso por omisiones de cuidado los padres de Guillermo se encargan de la niña, Carlos Martínez tienen 70 años y padece del corazón, mientras Elida Banda tiene 68 años y toma antidepresivos”. 

Bertha, con lágrimas en los ojos y voz quebrada dice: “No tengo a mi hija, a mi nieta me la robaron. Mi hija no va a regresar jamás, pero mi nieta puede regresar con los suyos, a mi casa, con la gente que la crió, en lugar de estar en un hogar extraño, con desconocidos y un padre que nunca tiene tiempo para ella.

Cuando la señora me aborda en un evento público del PRI, le sugiero a mi colaborador que se deslinde del caso, ya que por ser tan delicado podría vincularse como se hizo.

"En cambio yo estuve en el embarazo de mi hija, no me interesa lo que puede pasar con mi vida, me quitaron todo lo que amaba, yo solo quiero de vuelta a mi nieta”. Las personas que tengan información del caso pueden contactarse vía Facebook a Buscando a Tabata.

SHAMIR FERNÁNDEZ SE DESVINCULA DEL CASO 

El presidente del PRI en Torreón, reconoció que Pedro Martínez es su colaborador, como muchos otros colaboradores que le ayudan con las distintas iniciativas de ley o puntos de acuerdo, sin embargo aseguró que los asuntos legales que lleve o no su colaborador no lo vinculan. 

“No he tenido conocimiento del caso, mucho menos he impedido a la justicia, no he hablado con ningún ministerio público, tampoco con un juez, tampoco he pedido favores para nadie, menos en ese tipo de acciones. Entiendo perfectamente la desesperación y el dolor de la señora, debe ser muy complicada su situación”. 


rcm