Jurídico de Monterrey defiende a síndica segunda

Eulalio Meléndez, director jurídico, dijo que Irasema Arriaga Belmont no excedió sus atribuciones al entregar una constancia de no afectaciones a un particular que demandó al municipio.
Elualio Meléndez, director jurídico de Monterrey.
Elualio Meléndez, director jurídico de Monterrey. (Ricardo Alanís)

Monterrey

El director jurídico de Monterrey, Eulalio Meléndez, descartó que la síndica segunda de Monterrey, Irasema Arriaga Belmont, se haya excedido en sus atribuciones para beneficiar a un particular y de paso influir para que el Ayuntamiento que ella representa corra el riesgo de perder en tribunales un juicio millonario.

El funcionario municipal aseguró incluso que la constancia que la edil firmó de no afectación de bienes inmuebles a favor de Jorge Cantú Salinas, no tiene trascendencia en la concesión del amparo, que se le concedió en un Tribunal, quien reclama un pago de 38 millones de pesos, porque presuntamente el municipio de Monterrey le invadió hace varios años parte de su terreno en la esquina de las avenidas Churubusco y Madero, para construir vialidad.

Meléndez señaló que el artículo 14, fracción tercera de la Ley Orgánica de la Administración Pública Municipal otorga responsabilidades a los síndicos para vigilar la debida administración del erario y el patrimonio municipal en general, y que por ello se justifica la constancia expedida por Irasema Arriaga.

“Esa hipótesis es establecida por la ley cuando se refiere a actos enteramente del municipio donde lleva la representación tanto la presidenta como la síndico segundo, sin embargo en este caso se refiere a otra hipótesis que está contemplada por el Artículo 14, fracción tercera de la Ley Orgánica de la Administración Pública Municipal, donde los síndicos son responsables de vigilar la debida administración del erario público y el patrimonio municipal en general, es decir, esta petición versaba sobre el patrimonio público municipal, dado que un particular presentaba una solicitud donde pedía se verificara que el particular no había afectado bienes municipales.

“Se proporcionó en base a ese sentido, por lo cual no tiene trascendencia ni ninguna relevancia en el fallo en cuestión que están manejando, el acto que emite la síndico es apegado a derecho, e insisto, no tiene ninguna trascendencia en cuanto al fallo en cuestión”, dijo el funcionario.

Comentó que la síndica expidió el documento a petición del particular que solicitó saber si sus bienes afectan el patrimonio municipal, y se le contestó que no era así.

Esta petición se hizo dentro del amparo de revisión 304/2012, con sede en el Primer Tribunal Colegiado del Cuarto Distrito en Materia Administrativa.

Sin embargo, expresó que la situación real es todo lo contrario, ya que el particular se duele ante el juzgado de que la autoridad municipal invadió parte de su propiedad.

“Es simplemente una constancia que se le otorga al particular donde se le dice que sus bienes no han afectado al patrimonio público municipal, es inverso a lo que se está manejando”, expresó el funcionario.

MILENIO Monterrey publicó que con la entrega de la constancia Irasema Arriaga excedió los límites de sus atribuciones para beneficiar a Cantú Salinas y de paso dar la estocada final al Ayuntamiento que ella misma representa al dejarlo perder en tribunales un juicio millonario.