Es julio el tercer mes más violento del año

De acuerdo a cifras de la Procuraduría de Justicia estatal sólo lo superan febrero y mayo, como los tres que más crímenes han registrado en el 2016.
En este periodo al menos seis mujeres fueron ejecutadas.
En este periodo al menos seis mujeres fueron ejecutadas. (Archivo)

Monterrey

Los homicidios dolosos que se han suscitado en  el mes de julio ya lo colocan como el tercero más violento del año.

Y es de acuerdo a un recuento que realiza MILENIO Monterrey de las muertes en la entidad se han registrado 50 casos hasta ayer o por lo menos son el número de los asesinatos que han sido cubiertos por los medios de comunicación.

Con la cifra oficial que la Procuraduría de Justicia del Estado de Nuevo León señale al finalizar la primera semana de agosto, el mes de julio quedará abajo solo del mes de febrero y el mes de mayo, como los tres con más crímenes en el 2016.

Es el mes de febrero, con 89 decesos, el que encabeza la lista; sin embargo, 49 de esas víctimas fueron de un solo evento, el motín en el penal del Topo Chico.

Mayo es el único, sin tener un incidente de la magnitud del penal, que suma, en promedio, dos asesinatos al día, al cerrar el mes con 62 muertes por homicidio doloso.

De nueva cuenta en Nuevo León al menos seis mujeres fueron asesinadas en un mes, siendo tres víctimas en el mes de julio, mayores de 70 años.

El 14 de julio en la colonia 15 de mayo, doña Leonor Ramos fue asesinada por asfixia a sus 96 años de edad.

Los otros dos casos de personas de la tercera edad que fueron acribilladas en el mes de julio sucedieron en San Nicolás y Santa Catarina.

En el primero de los casos, Dolores García Cervantes, de 76 años, fue baleada en la colonia Constituyentes de Querétaro, esto el 25 de julio.

Al día siguiente, Alma Rosa Ibarra López, de 70 años de edad, murió de forma instantánea luego de que un grupo de sicarios balaceara su domicilio.

Además, el 14 de julio en el municipio de Allende, una mujer de nombre Amalia Solís Velasco, de 26 años, fue baleada a bordo de su camioneta, muriendo en el lugar, se dijo que el motivo del crimen fue por una deuda en una compra de auto.

El 19 de julio se informó que una pareja fue ejecutada y calcinada en El Uro, días después se supo que la víctima femenina tenía 43 años de edad, y que en vida llevó por nombre el de Verónica González Torres.

La tranquilidad desapareció por un momento en la calle Pintores, en la casa marcada con el número 516, en la colonia Blás Chumacero, luego de que Débany Carolina Montelongo fuera asesinada por su pareja, el cual, bajo los efectos de la droga, además hirió a su cuñada y huyó con su hija menor de tres años como rehén; los policías de San Nicolás detuvieron a balazos al homicida.

Llama la atención que en el mes de julio solo se dieron tres casos de más un fallecido por homicidio, siendo el de la pareja calcinada uno de ellos, los otros dos casos, uno sucedió en el municipio de Villaldama y otro en García, ambos con dos víctimas mortales.

En Villaldama dos hombres, Nicolás Ríos Rivas, de 59 años, y Luis Ángel Villalobos, de 64 años de edad, fueron bajados de la camioneta en que viajaban, hincados y ajusticiados, esto el pasado 9 de julio.

Mientras que en García fueron encontrados ejecutados el 22 de julio dos hombres que aún no han sido identificados, ellos fueron asesinados a bordo de su auto Jetta.

La muerte de Juan Sousa Castillo, trabajador administrativo de la Subdelegación en el municipio de Escobedo de la Procuraduría General de la República, se reportaba como el último caso en este recuento.