Yólotl presenta nuevas piezas llenas de luz y color

La diseñadora de joyería, Marina Gutiérrez, explicó que con elementos únicos, las manos artesanas confeccionan textiles como sustento de una armoniosa pieza de plata, elaborada en la Comarca Lagunera.
Lo que se pretende es darle poder a las mujeres al comprar a un precio justo sus textiles y dar difusión al trabajo que se realiza en sus comunidades.
Lo que se pretende es darle poder a las mujeres al comprar a un precio justo sus textiles y dar difusión al trabajo que se realiza en sus comunidades. (Facebook)

Torreón, Coahuila

La diseñadora de joyería, Marina Gutiérrez, apoyada en un esquema comunitario donde mujeres indígenas, líderes de sus comunidades, impulsa la colección Yólotl.

Ahora se abre espacio en el mercado del sur del país, toda vez que la inspiración en el color y las texturas mexicanas permite hacer una revaloración del trabajo artesanal que se elabora en cadena final en la ciudad de Torreón.

"Lo que estamos haciendo básicamente tuvo concepción hace un año buscando comunidades en el norte y el sur del país que básicamente están lideradas por mujeres artesanas".

Así explicó que con elementos únicos, las manos artesanas confeccionan textiles como sustento de una armoniosa pieza de plata, elaborada en la Comarca Lagunera.

"Ahora estoy trabajando con comunidades indígenas en una colección nueva que se llama Yólotl que en náhuatl significa Corazón", mencionó.

Marina refirió que lo que se pretende es darle poder a las mujeres al comprar a un precio justo sus textiles y dar difusión al trabajo que se realiza en sus comunidades, fusionado con su joyería de plata.

"Ahorita trabajo con mujeres tzotziles, de los Altos de Chiapas, de Acteal, San Juan Chamula, en Tenancingo, trabajamos con unas de Guerrero, que básicamente lo que hacen es bajo ciertas especificaciones que hacemos, elaboran sus piezas textiles y las intervenimos nosotros con plata", especificó.

La diseñadora de joyas, dijo que siempre se ha buscado hacer mancuerna con otros artistas. Incluso mencionó que se piensa en un trabajo fotográfico artístico en torno a las piezas, que serían para una exposición que quedará a cargo de Miguel Espino, quien también de manera independiente trabaja un proyecto comunitario con niños de escasos recursos.

Lo que se busca en suma con el proyecto fotográfico es la promoción de la tradición artesanales como el bordado y el tejido, debido a que se requiere educar el gusto y la mirada, toda vez que los clientes en el norte del país prefieren joyas de marcas globales, norteamericanas, por encima de una pieza única e irrepetible.

"Me dicen que la joyería está cara y les tengo que decir que la pulsera se hizo a mano, es bordado que se hace en un telar de cintura y toma tres días de trabajo", acotó.

"La colección se ha movido bien. La gente en el norte hay que educarla porque desconoce tantas cosas".

Un factor que de acuerdo a la joyera afecta mucho es justamente la cercanía y frontera con los Estados Unidos, la visión del consumo comercial aunado al gusto efímero que dictan las modas, son factores que determinan la adquisición de las piezas.

"En el norte la gente quiere clones, quiere joyería de marcas americanas, globales comercialmente hablando. Entonces, cuando uno trae una propuesta diferente, con color, no toda la gente te compra lo que haces", detalló.

El panorama cambia cuando se trata del mercadeo en el centro y el sur del país. En la Ciudad de México o Guadalajara, Marina ha sido reconocida en encuentros de joyeros por clientes que compran sus piezas en boutiques en zonas turísticas y que incluso le vuelven a describir sus piezas como algo realmente memorable.

"Tuve una muestra en noviembre en Ciudad de México para presentar la colección y nos fue súper bien, excelente, la gente compraba, reconocían los textiles por las regiones. En el norte, no pretendo ser ofensiva pero no leemos, no sabemos y somos muy novedosos y queremos aparentar mucho para tener un status".

Marina Gutiérrez, además forma a personas interesadas en conocer el oficio de la joyería, a través de talleres de diseño y manufactura.

Las clases se imparten todos los lunes de cuatro de la tarde a las ocho de la noche. Para mayores informes se puede escribir al correo electrónico marina@marinagutierrez.com.mx



LMG