Colegiado impide obras en parque de Mexicaltzingo

La suspensión provisional fue decidida en sesión de ayer, y tiene por efecto evitar cualquier modificación al parque
Vecinos se manifiestan contra los trabajos para construir estacionamiento
Vecinos se manifiestan contra los trabajos para construir estacionamiento (Víctor Hugo Ornelas)

Guadalajara

El Sexto Tribunal Colegiado del Tercer Circuito, corrigió ayer al juez quinto de distrito de esta ciudad, y determinó otorgar a los vecinos de Mexicaltzingo la suspensión provisional contra actos del gobierno municipal de Guadalajara y de la Universidad de Guadalajara, tendientes a la construcción de un estacionamiento subterráneo y la modificación del jardín central del barrio enclavado al sur del centro de la ciudad.

"El juez había negado la suspensión del amparo promovido por los locatarios del mercado de Mexicaltzingo, bajo el argumento de que no habían acreditado que el inmueble fuera vecino del parque a intervenir; resulta que es el mercado número cinco del municipio, se interpuso la queja 171/2017 y los magistrados determinaron corregir al juez para establecer la medida", explicó a MILENIO JALISCO el asesor jurídico de los vecinos, Pedro León Corrales, del Instituto de Derecho Ambiental (Idea).

Señaló que se acreditará con más pruebas y declaraciones los riesgos que tiene para la comunidad la construcción de un estacionamiento y la alteración del parque; van desde el tema de las aguas subterráneas que podrían aflorar como lo hacen en el caso del estacionamiento del mismo mercado vecino, hasta el carácter patrimonial de la colonia, que fue la primera que se formó en Guadalajara, hace 475 años; además, abrir espacio para carros es contrario al espíritu de ordenamiento vial y urbano con que se pretende mejorar la calidad de vida vecinal. "La idea es que nos otorguen una suspensión definitiva para fortalecer legalmente esa lucha", añadió.

Un día antes, el 11 de mayo, se realizó un foro de resistencia en la plaza del barrio. Allí se leyó una carta dirigida al alcalde Enrique Alfaro y al rector de la UdeG, Tonatiuh Bravo, por parte del Colectivo de Reflexión Universitaria, grupo disidente al interior de la casa de estudios.

"Manifestamos un total rechazo al proyecto de su administración, de construir un estacionamientos, con recursos universitarios, en la plaza del tradicional e histórico barrio de Mexicaltzingo; nos oponemos: uno, porque de acuerdo a nuestra Carta Magna, las funciones primordiales de una universidad pública son las de educar, investigar y difundir la cultura, y no impulsar y desarrollar proyectos urbanos y empresariales; dos, porque hasta la fecha, quienes dirigen a la UdeG han sacrificado esas funciones primordiales, a costa de utilizar el presupuesto universitario difundiendo fundamentalmente sus intereses políticos, apoyando el desarrollo de proyectos arquitectónicos y empresariales relacionados con el deporte profesional, y el show business o espectáculos; tres, porque los recursos universitarios destinados a intereses políticos, a empresas y a eventos deportivos profesionales han significado para nuestra alma mater más sangrías económicas que beneficios para la comunidad universitaria...".

Por su parte, el historiador de la ciudad, Juan José Doñán, disertó sobre la relevancia del barrio y destacó su papel primordial en la identidad fundacional de Guadalajara. "Guillermo Bonfil Batalla decía a mediados del siglo pasado, que de los que vivíamos en este país, todos éramos mexicanos, pero que había mexicanos primigenios, es decir, pueblos originales, los fundadores [...]lo más paradójico de la historia: habían sido marginados, sus derechos habían sido ocultados, orillados, desatendidos, explotados; en un símil a la microhistoria, eso es el caso de Mexicaltzingo, aquí prácticamente nació la Guadalajara del cuarto y definitivo asentamiento", razón suficiente para que el barrio sea a priori respetado y buscar mantener su integridad.

SRN