Atrasan remodelación de clínica del Isssteleón

El director del plantel, Carlos Morales Rizzi, mencionó que el problema fue que encontraron situaciones que no esperaban y que podían poner en peligro la obra.
Carlos Morales Rizzi, director del Isssteleón.
Carlos Morales Rizzi, director del Isssteleón. (Eduardo Mendieta)

Monterrey

Las nuevas obras de remodelación de la clínica del Isssteleón, cuyo retraso abarca más de un sexenio, también se atrasaron por detalles encontrados en la cimentación por lo que el avance es de un 25 por ciento y quedarían concluidas en agosto de este año.

Abordado al salir de una reunión entre el gobernador interino, Manuel González, y los dirigentes de los maestros, Carlos Morales Rizzi, director del Isssteleón, confirmó el retraso de los trabajos que iniciaron el junio de 2017.

TE RECOMENDAMOS: Inicia Isssteleón remodelación de clínica... otra vez

Indicó que algunas columnas que habían sido levantadas en las obras anteriores debieron ser reforzadas, por lo que se solicitaron estudios de ingeniería a la Universidad Autónoma de Nuevo León.

"El problema es que se han encontrado situaciones en el inmueble que no se esperaban y podemos poner en peligro la obra, sobre todo por tratarse de una clínica, estamos viendo detalles estructurales, de cimentación, áreas que se pretendían aprovechar, que las condiciones ya no lo permiten.

"Reconstruir algunas partes, la Universidad nos está apoyando mucho en los estudios que se están haciendo, por eso es que no ve mucho ahorita, porque se está trabajando al interior de la obra pero a partir de la semana próxima, ya con estos estudios, para ver qué es lo que se tiene que hacer, vamos a arrancar.

En junio pasado, la remodelación y ampliación de la clínica del Isssteleón inició en el cruce de Matamoros y Pino Suárez, que había dejado abandonado el Gobierno anterior, ya hace seis años, cuando lo encabezó Pedro Morales Somohano.

El proyecto abarca una inversión de 85 millones de pesos e incluye 8 mil 400 metros cuadrados de construcción y tecnología de punta, con 66 consultorios, oficinas médicas, laboratorio, farmacia y cafetería.

Los trabajos estaban proyectados para concluirse en un año, pero con los problemas detectados se diferirá hasta agosto, es decir, dos meses después.

El edificio tendrá consultas en especialidades como ginecología, psiquiatría, cardiología y endocrinología. Además se evitará contratar y licitar la renta de servicios externos o en otros hospitales.

"Son recursos propios del instituto, ya están aprobados por el consejo directivo y están presupuestados, por esta situación que se ha presentado y de problemas que no se presentaban y que no se podrían conocer hasta el momento de empezar los trabajos (por eso se atrasa la obra)", dijo.

Pide deslindar responsabilidades por quebranto a Isssteleón

Luego de la denuncia penal presentada ante el quebranto por 359 millones de pesos, el Isssteleón pidió deslindar las responsabilidades por el caso perpetrado durante las gestiones de Pedro Morales Somohano y Eduardo Bailey Elizondo.

"Está en manos del Poder Judicial, el instituto presentó la denuncia de hechos ante la Fiscalía Anticorrupción y tomaron la decisión de ejecutar la vinculación y está en manos del juez, se ha ido difiriendo por diferentes circunstancias.

"Es un situación que en cualquier institución se debe lamentar algunas inversiones que no se hicieron conforme a la normatividad y los resultados ahí están, desde el punto de vista patrimonial no nos afecta, pero queremos que se deslinden responsabilidades que correspondan y ¿por qué no se había hecho esta denuncia antes?, no lo sé tampoco", dijo Morales Rizzi.

El 24 de febrero de 2016, la dirección del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores de Nuevo León presentó una denuncia penal por el presunto quebranto por un monto de 359 millones de pesos ocurrido durante las gestiones de Morales Somohano y Bailey Elizondo.

Este último generó una polémica al ser detenido, siendo delegado federal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Durango, ya que inicialmente se había informado que se había fugado, pero después que fue liberado por los agentes que lo aprehendieron, ya que les hacía falta un oficio para acreditar su legal detención.