Por negligencia en el ISSSTE, Esteban teme por su esposa

Desde el 12 de enero, su esposa está internada con un dolor fuerte en el estómago. A la fecha, ningún doctor les ha informado del diagnóstico concreto y sólo le administran analgésicos.
En Torreón, Esteban Escobar denunció una negligencia en el hospital del ISSSTE.
En Torreón, Esteban Escobar denunció una negligencia en el hospital del ISSSTE. (Archivo)

Torreón, Coahuila

Desde el 12 de enero, la esposa de Esteban Escobar convalece en el hospital del ISSSTE de Torreón. La señora de 52 años, llevaba un dolor fuerte en el estómago y fue internada.

"Mi señora ya parece que está embarazada. Desde ese día el estómago le ha crecido mucho y ya no puede respirar, le están poniendo oxígeno. Dicen que es un tumor. Pero nadie nos ha sabido decir qué pasa con su salud", comentó.

Le han estado dando puros analgésicos y la han revisado diferentes doctores, pero cada vez que Esteban pregunta, resulta que es uno y luego otro, el que está tratando a su esposa.

"Con la encargada sí he hablado y apenas hoy iban a mandarme al cirujano para que la viera, pero entre todos no se hace uno y se echan la bolita".

Afirma que la oncóloga de apellido Palacios, sólo ha ido a verla en dos ocasiones. Que los mandó a hacerse análisis con un médico externo de apellido Hernández, quien les dijo que el no veía nada malo en los resultados.

Asimismo, se le ha dicho que van a hacer más y más análisis, pero afirma que ni los hacen, ni le hablan claro. A la fecha no ha podido hablar con el director del Hospital, que por que le dicen que nunca está.

"Con la encargada sí he hablado y apenas hoy iban a mandarme al cirujano para que la viera, pero entre todos no se hace uno y se echan la bolita", afirmó Esteban Escobar, que teme por la vida de su esposa.

La pareja tiene tres hijos. El hombre dijo que al momento le están poniendo 10 sueros a diario, con medicina para el dolor, pero ya ni eso le hace a la mujer.

También indicó que de no resolver su problema las autoridades médicas, intercederá ante Derechos Humanos e incluso con una demanda de índole penal, pues considera injusto que el personal no lo informe, pero sobre todo, ignore el sufrimiento que vive la señora.

JFR