Irasema Arriaga no da la cara

Dejan que el director jurídico sea quien dé la postura del municipio en el problema legal.

Monterrey

Aunque se le buscó para que emitiera su versión sobre la constancia que firmó de no afectación de bienes inmuebles a favor de un ciudadano, documento que influiría para que el Ayuntamiento de Monterrey corra el riesgo de perder en tribunales un juicio millonario, la síndica segunda, Irasema Arriaga Belmont, no apareció.

A través de personal de Comunicación Social de Monterrey se informó que la edil no atendería a este medio de comunicación, y que sería el director jurídico del municipio, Eulalio Meléndez, quien daría a conocer la postura tanto de Arriaga Belmont como de la administración municipal.

De acuerdo con la fracción II del artículo 8 del Reglamento Orgánico de Gobierno Municipal de Monterrey, la representación legal del municipio para pleitos y cobranzas recae sobre el alcalde, en conjunto con el síndico segundo, no en este último por sí solo.

Mientras que otorga a la Tesorería las facultades para el manejo de la adquisición, enajenación y control de inmuebles que forman parte del patrimonio municipal y a la Secretaría de Desarrollo Urbano la faculta para auxiliar en las demandas que recaigan sobre sus áreas, también en coordinación con el síndico, por lo que se considera que Arriaba se habría excedido en sus atribuciones que beneficiarían al ciudadano, Jorge Cantú Salinas, que exige a través de un tribunal una indemnización de 38 millones de pesos, por presunta invasión de un predio donde se construyó vialidad y que se ubica en las avenidas Churubusco y Madero.