“Esa es su costumbre: retos, gritos, bravuconadas”

A Eugenio Montiel no le gusta seguir las reglas y no tiene ningún derecho sobre los regidores panistas, declaró Irasema Arriaga.
La coordinadora de los regidores panistas en el Ayuntamiento de Monterrey.
La coordinadora de los regidores panistas en el Ayuntamiento de Monterrey. (Ricardo Alanís)

Monterrey

Aunque el regidor priista Eugenio Montiel declaró que él y sus compañeros están en contra de la ampliación del horario de venta de alcohol y pidió a sus homólogos panistas a pronunciarse sobre este tema, la coordinadora de los ediles del Partido Acción Nacional, Irasema Arriaga, expresó que no caerán en el juego.

Según la regidora, hay un acuerdo de los integrantes de la Comisión de Gobernación y Reglamentación para que nadie del Cabildo se pronuncie a favor o en contra durante este proceso de consulta pública y análisis, por lo que hacerlo sería poco profesional.

Expresó que además no son empleados de Montiel, sino de la ciudadanía, y que lo que el edil priista quiere es imponerles su posición.

“Hay un acuerdo interno de no marcar una postura porque creo que sería muy poco profesional de nuestra parte, y lo que ellos quieren no es una posición del PAN, ellos quieren imponer su posición, el regidor quiere imponer su posición y también dejar claro que nosotros no somos empleados del regidor Montiel, somos empleados de la ciudadanía.

“Él no tiene ninguna facultad ni ningún derecho de exigirnos absolutamente nada porque creo que esa es su costumbre, los retos, gritos, bravuconadas, eso es lo que él hace, así se maneja (…), hay tiempos, hay procedimientos, hay reglas y es muy claro que al regidor Montiel no le gusta seguir las reglas”, explicó.

Arriaga solicitó al coordinador priista conducirse de una manera digna, al nivel del cargo que tiene, ya que la ciudadanía merece respeto.

El jueves, a un día de que concluyó la consulta pública en relación a la posibilidad de ampliar el horario de venta de alcohol en Monterrey, el grupo de regidores priistas se pronunció en contra de modificar el horario y exhortaron a sus homólogos panistas a manifestar su postura sobre este tema.

Eugenio Montiel dijo que desean conocer cuáles son los intereses que mueven a cada grupo del Cabildo.

En esa ocasión mencionó que si  se toman en cuenta estadísticas nacionales e internacionales en relación al consumo del alcohol concluirán que no se debe de ampliar el horario, y que además, la administración municipal no cuenta aún ni con la capacidad policial, ni con el cuerpo de tránsito que necesitarían para afrontar las consecuencias.