Se irán 1,797 empleados de GDL en septiembre

Aseguran en Guadalajara que permitirán que nueva Administración conforme su equipo de trabajo.
La nómina de Guadalajara es una de las más obesas del país, ya que emplea a casi 13 mil personas.
La nómina de Guadalajara es una de las más obesas del país, ya que emplea a casi 13 mil personas. (Milenio)

Guadalajara

En el mes de septiembre la obesa nómina del Ayuntamiento de Guadalajara deberá reducir su volumen, y así evitar heredar trabajadores a la nueva administración, promete Felipe de Jesús López, titular de Recursos Humanos del gobierno municipal, que de acuerdo a sus estimaciones, serían 1,797 los trabajadores que se marchen junto con el actual alcalde.

El tema de la plantilla laboral comienza a generar mayor atención entre quienes se van y los que llegarán el próximo primero de octubre, y muchas miradas se centran en el municipio tapatío al ser éste el que tenga una de las cifras más altas de servidores públicos en el país, con casi 13 mil empleados que cobran del erario público.

Sobre la salida de casi 1,800 trabajadores, que representan cerca del 15 por ciento del total de empleados, el gobierno tapatío ahorraría una suma cercana a los 20 millones de pesos al año, esto de acuerdo a la percepción salarial de cada uno de los casi dos mil trabajadores.

Felipe de Jesús López señaló que no dejarán la nómina inflada y tampoco habrá dificultades en  temas jurídicos, como ha ocurrido en otras administraciones en que se generan innumerables juicios laborales. “Eso ya está resuelto, eso no va a ser un problema, todos los supernumerarios y empleados de confianza terminan contrato antes del 30 de septiembre”.

El funcionario detalló que los supernumerarios en Guadalajara son un total de mil, y que todos trabajan por contratos que tienen vencimientos progresivos, los cuales comenzaron a cumplirse a partir del 30 de junio y otros más en julio, agosto y septiembre, pero ninguno después de esa fecha. “Nosotros les explicamos a todos los trabajadores que entraron con Ramiro, que se iban a ir con Ramiro y lo saben”, añadió.

Además, explicó que una gran cantidad de estos supernumerarios serán necesarios para la siguiente administración debido a que desarrollan labores que no pueden dejar de llevarse a cabo: “Ya en el comité entrega-recepción, les habremos de explicar a quienes llegan, que hay áreas en que será difícil que se presida de ellos”, y mencionó que algunas de estas áreas son las estancias infantiles y el centro de atención 070, entre otras.

Por su parte, el presidente municipal electo, Enrique Alfaro Ramírez, mencionó en entrevista para MILENIO JALISCO, que estiman que sólo requerirán la participación de 10 mil servidores públicos, por lo que una de sus metas es reducir el gasto corriente que representa el pago salarial de los empleados al servicio del ayuntamiento.

Sobre el problema de los laudos que mantienen el Ayuntamiento tapatío, Felipe de Jesús López detalló que enfrentan más de mil juicios por el tema laboral, y que esto se debió principalmente a la irresponsabilidad de administraciones anteriores que incluso buscaron la manera de favorecer a gente que laboraba con ellos, algo que no ocurrirá en octubre próximo, “hay que respetar la visión de gobierno y dejar que el nuevo alcalde entre con su equipo de trabajo”, dijo.

1,000

supernumerarios

40

directores

86

jefaturas

671

empleados de confianza