Inundaciones toman por sorpresa a Houston

Las corrientes de agua han arrastrado carros y sus conductores han tenido que salir de ellos nadando para ponerse a salvo.
Incluso en zonas llanas, el nivel del agua casi rebasa los carros.
Incluso en zonas llanas, el nivel del agua casi rebasa los carros. (Especial)

Houston

Escuelas, oficinas y avenidas de Houston se encuentran cerradas ante las inundaciones provocadas por la lluvia, que comenzó a media noche.

Habitantes argumentan que este fenómeno los tomó por sorpresa, pues aunque sí se habían pronosticado precipitaciones para estos días, no esperaban que llegaran con tanta intensidad.

Se habla de aproximadamente 80 vecindarios inundados, y una gran cantidad de autos arrastrados por la corriente, aunque no se han reportado hasta el momento, pérdidas humanas, por lo que las autoridades estadounidenses recomendaron a sus ciudadanos no arriesgarse a salir de sus casas si no es necesario.

En entrevista para Telediario, con María Julia Lafuente, un habitante de Texas compartió su experiencia al salir a trabajar esta mañana y toparse con avenidas llenas de agua.

"Desafortunadamente, la ciudad de Houston se inunda con cualquier llovizna, prácticamente.

"En el trayecto al trabajo tuve que moverme por la avenida Interestatal 45 y buscar la entrada para evadir la parte inundada que está en la Periférico 8 y el 45 Norte, que es una zona baja, de 20 pies de profundidad, de los cuales 8 o 10 estaban inundados esta mañana", comentó el ciudadano.

También la directora general de Multimedios Houston, Johanna Sabido, llamó a Telediario Vespertino para informar de la situación en la que se encuentran.

"Hay apartamentos en los que la gente está completamente inundada y están tratando de rescatarlos.

"Se han mostrado varias imágenes donde gente ha tratado de pasar ( inundaciones) pensando que no está hondo y les ha tocado salir nadando del carro para poder salvar su vida", señaló.

Se exhorta a la comunidad estadounidense a tomar sus debidas precauciones y sobre todo a resguardarse en sus casas.