En emergencia 4 municipios de Coahuila

El que ha recibido más atención ha sido Acuña, pero la declaración de la Coordinación Nacional de Protección Civil considera también a Monclova, Jiménez e Hidalgo.
Los habitantes del norte del Estado recolectan sus pertenencias.
Los habitantes del norte del Estado recolectan sus pertenencias. (Especial)

Saltillo, Coahuila

Por las lluvias de los últimos días y sus efectos, la Coordinación Nacional de Protección Civil declaró zona de emergencia a los municipios coahuilenses de Monclova, Jiménez, Hidalgo y Acuña.

De esta forma se deben liberar recursos para la atención inmediata de abrigo, alimento y salud de las personas afectadas.

“Con esta acción se activan los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden)”, dio a conocer la Secretaría de Gobernación a través de un comunicado.

En las zonas afectadas por las lluvias e inundaciones se desplegó personal del DIF Estatal y de las secretarías de Salud, Desarrollo Social e Infraestructura.

Desde el viernes se han entregado cobijas, colchonetas, despensas y agua potable

El Gobierno de Coahuila reafirmó que continuará la ayuda en Acuña y en los sectores con mayor afectación a través de brigadas.

“El análisis de los daños se concentran en 11 colonias de este municipio, las cuales son Francisco Villa, Américas, 10 de Mayo, Aeropuerto, Benito Juárez, Potrero, Fundadores, Acóros, 5 de Mayo, Los Reales y Nogales, donde se ha levantado un censo a mil 364 viviendas hasta el momento”, se precisa en el comunicado.

Se han atendido a más de mil 200 personas que han requerido refugio en los gimnasios municipales y los comedores del adulto mayor, donde también se han acercado para recibir atención médica y alimento, señaló el secretario de Gobierno, Armando Luna Canales.

Debido al elevado número de familias afectadas, el secretario de Gobierno, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional, acordaron brindar rondines de vigilancia permanentes, a fin de garantizar que el patrimonio de la población estará seguro.

Las familias perdieron prendas de vestir, calzado y su tratamiento médico durante la tormenta, por lo que el DIF habilitará centros de acopio, para recibir alimentos no perecederos, ropa, calzado y medicamentos.